martes, 30 de junio de 2009

el Perú camina como cangrejo.


El otro día, regresando del cine en taxi, mi novio como quién mete las narices donde no le importa le pregunta al chofer su opinión sobre la nueva ley de transportes, donde las infracciones son exageradísimas (y lamentablemente los policías siempre corruptos) y nadie que trabaja taxeando o similar podría pagar jamás. El chofer contestó, casi incomprensiblemente (porque hablaba pésimo el señor), que era una injusticia, que como es posible y que así no es pe, así no es.
Yo no dije ni pío porque al que le encanta discutir con medio mundo es al novio que le dio la contra inmediatamente y le cuestionó toditas sus oraciones.
Pobre señor que solo podía responder que así no era pe, no tenía de donde sacar argumentos para una ley de lo más simple: si manejas bien, no te ponen multa, ergo, no te importa si la multa cuesta 1 sol o un riñón.
Hoy hubo paro de transportistas. Siempre hay paro de transportistas, pero esta vez se unieron todos por la causa. La causa? Oposición a las multas. Muy caro patrón. Y esque si la multa sube, la coima sube, asi siempre ha jugado Perú (y por eso estamos como estamos).
Una barbaridad de gente no fue a trabajar, todos los que si fueron, llegaron tardísimo, pasó un micro en 2 horas por cada calle y manejar hoy fue realmente un lujito (para papá lo menos).
El caos reinó por los sectores más olvidados de Lima (o que todo el mundo lucha por olvidar que existen), se quemaron llantas, se sublevaron los cholitos-choferes-malcriados-de-combi-y-micro, se interrumpió el transito de los trabajadores respetables que si sacaron su taxi (y cobraron una fortuna los malnacidos), en fin.
Lo que no entiendo es porqué el alboroto, no es una ecuación tan descabellada: cumplo la ley = no papeleta.

"El Perú Avanza" (al precipicio será).

lunes, 29 de junio de 2009

lleva lleva - pisa pisa.



Avance avance... ya pe amiguiiiiita, hay sitio a la mitad, avanza pe amiguiiiiita. Haga sitio pe amiguiiiita, colabore...
Se me ocurrió que podría ahorrar unos soles subiendo a un micro que va directo a mi casa. Y además de eso me gané un sauna, flexiones y hasta una clasesita de baile.
A la entradita dice, en un sticker cochino y que se esta despegando todo el tiempo: capacidad de aforo... 30 personas (por poner un ejemplo). Bueno habíamos 60. La señora sobre la cual estaba inclinada ponía muchas caras (de desagrado principalmente), tanteé el culo del señor que estaba de espaldas a mi (inclinándose también seguramente), me arrimé muchísimo y casi asfixio a una niñita asustada pegada a la falda de la mamá que parecía estar muy acostumbrada a ese trajín y finalmente me balanceé en los tubos del micro como una strip dancer bien amateur.
Y cuando por fin veía que el señor cobrador abría la puerta y todo mi pelo le daba en la cara a la señora de las mil caras sobre la cual estaba yo inclinada, cierto alivio me recorrió al pensar que una o tal vez un par de personas bajaría y podría yo dejar de bailar con los tubos de sostén. Todo lo contrario chola! Sube sube ... lleva lleva... dos más al calabozo... y dos más dos cuadras después avance pe amiga al fondo hay sitio, como pa poder cerrar la puerta, porque el pobre chico de los pasajes andaba ya con medio culo fuera del vehículo. Cuando se cerró la puerta comenzó el sauna, siguieron las flexiones de brazos cuando uno de los "al fondo hay sitio" decidió bajar con 80 paquetes y literalmente tuve que ir colgada del tubo encima del asiento del señor de adelante, sobre las escaleras y la pista, con la puerta a medio abrirse porque había un mono colgado que no dejaba que la puerta se quedara tranquila.
Entonces empezó el baile de salón, una mezcla del Danuvio Azul con quiere magasoleeeeena legusta lagasoleeeeeena que yo protagonizaba entre las escaleras y los primeros asientos, pero ya sin palo de striper porque otra muchacha me lo quitó y se puso a bailar ella solita no más.
Bailé hasta 2 minutos antes de llegar a mi casa, que por poco me botan para que pueda bajar todo el resto de al-fondo-hay-sitio, felizmente me agarré bien fuerte de un tubo y nadie me pudo mover (por lo menos no más de lo que se mueve un saco de arena en un gimnasio).
Y después dicen que le Perú progresa. A mi con cuentos.

sábado, 27 de junio de 2009

men.

El estar enamorada es algo maravilloso. Sobre todo cuando puedes compartir todo con tu media naranja... lo que piensas, lo que te hace feliz... lo que te molesta... pero anda no más a decirle a ver:

- hola, y que pasó porqué te demoraste?
- bah, no me he demorado tanto
- eh... mas o menos 3 horas, creí que nos veríamos a las 7
- bah pero tu estabas ocupada también
- pero me desocupé a las 7 como quedamos para poder verte...

... esto último viene de:

- me tienes esperando horas
- si, sorry, me quedé conversando más de la cuenta, pero te llamé a avisar
- pero me dijiste media hora y ha pasado una hora, mejor me decías que te quedabas con tus amigas y yo hacía mis cosas también y no me quedaba como imbécil esperándote
- ya amor, disculpa, vamos al cine?
- nah tengo ganas de nada, hablamos después

buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah

Porqué los hombres son a veces tan mujercitas?

viernes, 26 de junio de 2009

paranoia mundial (que ya llega al cuete).

La influenza. Ah, la influenza. Viene en variedad de diseños, pase adelante, pregunte sin compromiso. Hace algunos meses, la noticia de una posible pandemia asaltó CNN reportando desde México, una terrible enfermedad que había arrasado con cuchusientos cincuenta naquitos que habían sido expuestos. Fue noticia de las 10 de la noche mientras la gente se moría en México, pero cuando entró el primer caso a los EEUU diossssss nos libreeeee.... estamos condenados.... el fin del mundoooo!!! Nostradamus lo predijo!!! Uuuuufa cancelaron vuelos, cerraron aeropuertos, abrieron cuarentenas alrededor del mundo y pasó a los titulares de todos los diarios capitalistas de la Tierra. La que se armó, todo el mundo con mascarilla, encerrado, encerrando, los hospitales colapsaron de resfríos comunes. Miles de chanchos fueron sacrificados por el popular título de la enfermedad: gripe porcina; y nadie se los comió después en un buen pan con chicharrón, por supuesto que no. Pero qué horrible monstruo...
Justo en medio de la paranoia mundial por la "pandemia mortal" y las películas sobre el fin del mundo a causa de virus mutantes (con base en EEUU siempre), papá se resfrió. Yo que detesto formar parte del rebaño y como buena médica, me eché a buscar acerca de este TERRIBLE mal que azotaba el planeta y que sería el fin de la raza humana, antes de internar a mi papá en la UCI de alguna clínica de moda, como buena limeña; revisé el CDC, el WHO, el UTDOL y todos decian lo mismo:
Virus de la influenza tipo A subclase H1N1 presenta síntomas similares al resfrío pero con mayor intensidad (hasta ese momento sonaba a alguna influenza que tuve en algún momento de la vida), puede haber náuseas y vómitos, fiebre en todos los casos. Ok... No existen tratamientos específicos para el virus pero la enfermedad suele durar 2 semanas aproximadamente, tomar abundante líquido, en caso de complicaciones acudir al médico. Ok (seguía esperando el desenlace)... Entre las complicaciones encontramos las neumonías, la deshidratación, el desencadenamiento de patologías importantes de fondo (IRC, ICC, HDA, y etcétera). Las personas susceptibles a complicaciones: niños, embarazadas, inmunosuprimidos (VIH, corticoterapia crónica), adultos mayores... fin. En resúmen esto fue lo que encontré, más o menos la descripción de cualquier influenza que visita el país durante el invierno y luego pasa y no sale en las noticias jamás (porque esto no es los Estados Unidos de Norteamérica principalmente). Parecía mentira que con toda esta información disponible en la web, la paranoia se disparase, disculpando la alución, a nivel pandemia.
En el Perú y en menos de 1 semana han muerto más de 60 personas en Puno por la ola de frío que azota la región en esta época del año... pero como ni es en EEUU ni podría afectarme a mi que vivo en Europa o en Asia o en la misma capital del Perú, entonces la noticia ha sido arrastrada a la última página de los diarios, al lado del clásico que se jugó el domingo y el crucigrama del día. No pues, así no juega Perú.

miércoles, 17 de junio de 2009

De Miedo.

Estoy aterrada. Hoy ha sido uno de esos días en los que una se levanta con ganas de nada (como todos los días) y de pronto tiene la terrible sensación de que algo va a suceder. Algo terrible! Que nunca llega dicho sea de paso y felizmente, pero la sensación esta ahí hasta que pasa la paranoia.
Toda mi vida le he tenido miedo a las películas de terror... a los cuentos de terror, a las leyendas urbanas, noticias de eventos paranormales, eventos paranormales de por sí, vampiros no, esos me encantan, las profundidades, los asesinos en serie, que mi Enya se quede mirando a la nada y peor aún, que empiece a ladrar, las pesadillas, un largo etcétera y derepente a escribir lo que estoy escribiendo.
Pero como buen ser humano, soy masoquista y feliz de la vida veo leo y vivo todo lo que me aterra siempre que sea de día y esté rodeada de gente que ignora lo oculto. Llegué a mi casa sintiéndome rarísima, como que algo tengo encima que me dificulta la respiración porque hasta de respirar tengo miedo, igual que ver el espejo por si de pronto aparece algo en el fondo que en realidad no está ahí, de pararme con un espacio atrás por si algo/alguien aparece ahí de pronto y me mata de un infarto, de abrir puertas porque una nunca sabe lo que hay al otro lado, hasta de pensar porque se vuelven recurrentes todas las historias de terror y hechos insólitos que he sufrido en mi vida (leido, visto, escuchado y otro largo etcétera), hasta de quitarme el polo!!! porque algo que no estaba frente a mi podría aparecer entre que mi cabeza pasa por la tela y no veo nada y vuelvo a ver al frente, o atrás ay no qué miedo.
En fin, hace como 20 minutos me tomé un ansiolítico (A.K.A: sedante) algo más tranquila estoy, pero la oreja izquierda se me ha puesto roja y quema, y sigo sola muerta de miedo por espectros que aparecen en fotografías y gente que desaparece cuando pasa por el Triángulo de las Bermudas.
Todos los psiquiatras de la historia han dicho que para superar los miedos hay que enfrentarlos... pero yo como me enfrento a lo que solo existe en mi imaginación?!

sábado, 13 de junio de 2009

algo así como si me hubiera caido del 3er piso de mi casa y se me acercara un testigo ocular a preguntar: estás bien?

Me resfrié. Costó bastante pegar el ojo anoche, lo que tenía pegadas eran las fosas nasales con tanto moco, la baba la tenía pegada a la cara porque tenía que respirar por la boca y como me daba flojera pasar la saliva cada 5 segundos, ahí tienen. Ayer ya hablaba como The Nanny, Fran, tosía como perro y me sonaba la nariz... digamos, como si estuviera enferma. Esto viene porque con todos esos síntomas, además del "sindrome de la cara de culo de las mañanas" entré al auto escupiendo un pulmón a lo que Woods:
Woods: hola... que, estas resfriada?
yo: ... eh
Woods: que y como así ah?
yo: ... mmm
Woods: y porqué te has resfriado ah?
yo: ...
Woods: y así vas a ir a trabajar? (en camino ya a la clínica, con él conduciendo)
yo: no no, llegando me opero para quitarme el resfrío
Woods: ah ya, ya... ¿?!!!

Llegué a la clínica, no como paciente sino como trabajadora responsable, con los ojos entrecerrados, ojeras, mocos y un estornudo padre; ni bien entro:
recepcionista: hola... qué estás resfriada?
yo: waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!
Y salgo corriendo.

Enya también se resfrió. Hoy la llevé al veterinario (que ni bien llegué y pregunté por el vet me corrigieron con cara de pedo: quieeeeeeeeen? aaaaaaah, EL DOCTOR) y EL DOCTOR me dio su diagnóstico diferencial número uno: resfrío/neumonía/esta-muy-flaca-tu-perrita/hay-que-descartarle-displasia-de-cadera (felizmente que solo fue el número uno).
Ufa, las pastillitas, la inyección que le pusieron (y como lloró la pobre), la placa por lo de la cadera con su sedación previa, la comida de marca y de moda porque esta bien flaca y acariciandole el lomito; yo si DOCTOR si DOCTOR si DOCTOR (muy en el fondo pensando en que yo también soy doctora en ese caso debería llamarlo colega pero me dio una pereza pensar en interrumpirle la inspiración de las necesidades y gastos e inversiones de mi mascota en su tienda... total: ciento cincuentaycincomil millones de soles por favor... felizmente lo que dijo la recepcionista fue 45 soles por favor, y 40 más por las pastillitas... uuuuuuuuuuuuuuuuuf, Enya y yo salimos decaidas, resfriadas, pobres y con la nariz llenecita de mocos.

miércoles, 10 de junio de 2009

qué pesadez!


Hoy desayuné tostadas integrales con mantequilla y mermelada light, con mucha culpa por lo de la mantequilla, más culpa aún cuando llegué a la oficina y me empujé como 6 mini-snikers con mi taza de tesito digestivo de Sunka, mis galletitas integrales con mucho más tesito digestivo de Sunka, y mi refresco dietético recomendado por la nutricionista que no veo hace más de un mes.
Y hoy los kilos me han pesado mucho, más que nada en la vergüenza, desde casi siempre la culpabilidad continúa inexorablemente a la comida, desde la lechuga hasta la canchita del cine que también me empujé hoy junto con su Coca Cola y su hot dog con papitas al hilo (con su mayonesita y su ketchup... me encanta el prefijo "con su..."). Sin detenerme he de arrasar con todo carbohidrato que se me plante en la mirada de perro hambriento que cargo todo el día, es como mi misión esta de ser frente al espejo, una especie de monstruo horripilante y asustado de sí mismo que devora la comida, el autoestima y hasta las ganas de vivir que se me agotan con cada bocado (obligado).
Hoy ha sido un mal día gastronómico, por lo del descontrol, la culpabilidad; más que nada por el reflejo que tuve que ver al llegar a casa.

martes, 9 de junio de 2009

Estudias Medicina cuando...



  1. La gente te pregunta con cara de gran expectativa si ya "has visto muertos" (no importa en que año estés, nadie parece saber que Anatomía se lleva en Segundo).

  2. Los amigos de tus padres te identifican como "el/la que estudia Medicina" (olvidando por completo tu nombre).

  3. Todos tus conocidos acuden a ti en busca de consejos cuando tienen un dolor o malestar (así sea tu primer día de cachimbo).

  4. Respondes a las invitaciones de tus amigos con "no puedo, tengo que estudiar" o "no puedo, tengo guardia".

  5. Amaneces sin haberte acostado.

  6. Si sales de viaje un fin de semana, en la maleta llevas más libros que ropa.

  7. Esperas con ansias los fines de semana para poder estudiar lo que no alcanzaste a repasar en la semana.

  8. Estás más familiarizado con los apellidos Netter, Latarjet, Moore, Merk, Guyton que con los apellidos de tus amigos.

  9. Te demoras más de 1 minuto responder a "cuánto dura tu carrera"?

  10. Te has planteado varias veces la posibilidad de cambiarte a estudiar Ciencias de la Comunicación u Hotelería y Turismo.

  11. Sientes que no quedan cosas en el mundo que puedan darte asco.

  12. Descubres que no puedes almorzar con tus compañeros de facultad sin caer inexorablemente en temas médicos.

  13. Te sientes menos si tu estetoscopio no es Littmann.

  14. Conoces a la perfección las siglas HTA, DBM, EPOC, ICC, etc...

  15. No te duelen los músculos, tienes mialgias y no tienes sed ni hambre, tienes polidipsia y polifagia.

  16. Las personas no están echadas, están en decúbito.

  17. Eliminaste de tu léxico el sufijo "logía" y te limitas a decir: Morfo, Cardio, Pato, Nefro, etc.

  18. Ya nadie entiende tu letra.

  19. Tomas más café que agua durante el día.

  20. Extrañas los días en los que sabías lo que pasaba con la realidad nacional.

  21. Todas tus tías y amigas de tu mamá quieren que seas cirujano plástico.

  22. Te pasas el día diciéndoles a tus pacientes lo terrible que es fumar, tomar alcohol, trasnochar, comer chatarra... pero apenas tienes un pie fuera del hospital vas a hacer al menos una de las mencionadas arriba.

  23. Cuando toda la comida gratis es buena comida gratis.

  24. Adquieres la capacidad de dormir parado, incluso con los ojos abiertos si estas en ronda.

  25. Pierdes el sentido del tiempo y Jueves es igual a Domingo o Sábado.

  26. Cuando las discusiones de caso clínico sirven para que repongas aunque sea 10 minutitos de sueño.

  27. Cunando sales a la calle automáticamente comienzas a diagnosticar a la gente, desde un resfrío hasta un post-operado de triple bypass coronario (por la forma de la cicatriz).

  28. Cuando respondes con términos científicos absolutamente todas las preguntas que te hacen (que comiste, a donde vas...).

  29. Cuando "estar enfermo" es para gente que tiene tiempo.

  30. En la emergencia hay un panel con los números telefónicos de los demás hospitales, de los médicos asistentes del servicio y de todos los restaurantes con delivery de la zona.

  31. Todos tus amigos del cole (que no estudiaron medicina) ya se graduaron, casaron y/o viven solos mientras tú todavía tienes que ir a clases.

  32. Puedes comer el almuerzo, de pie, en un micro y en menos de 5 minutos.

  33. La gente te pregunta SIEMPRE cual es tu especialidad (así seas cachimbo).

  34. Vives obsesionado con qué color de scrub me voy a comprar ahora!

  35. Cuandro entras a youtube a distraerte no puedes evitar buscar el video que te recomendaron de esa nueva técnica quirúrgica para colocación de balón intraaórtico.

  36. Has cambiado de idea con respecto a tu especialidad cien millones de veces.

  37. Ves "House" para aprender, no para divertirte.

  38. Te ries de chistes médicos que nadie entiende (la vesícula jajajajajja entendiste? jajajaja la vesícula jajajajjajaja).

  39. Deberías estar estudiando en lugar de leer esta lista.

  40. Muchas veces has deseado tener anosmia.

  41. Crocks son los nuevos taco aguja.

  42. Te has tomado fotos con al menos un cadáver (o parte de él).

  43. Sientes culpa cuando tienes tiempo libre.

  44. Sabes perfectamente como se escribe Pseudomona aeruginosa.

  45. Tu horario de estudios incluye el tiempo en el carro.

  46. Pasas más tiempo quejándote de todo lo que tienes que estudiar que estudiando.

  47. Ojeras.

  48. Te autodiagnosticas al menos una patología de cada curso que llevas.

  49. Has desarrollado la capacidad de no dormir en 48 horas.

  50. Te has preguntado mil veces porqué se te ocurrió estudiar medicina y te consuelas al pensar que tarde o temprano vas a terminar (siempre más tarde que temprano).