martes, 30 de junio de 2009

el Perú camina como cangrejo.


El otro día, regresando del cine en taxi, mi novio como quién mete las narices donde no le importa le pregunta al chofer su opinión sobre la nueva ley de transportes, donde las infracciones son exageradísimas (y lamentablemente los policías siempre corruptos) y nadie que trabaja taxeando o similar podría pagar jamás. El chofer contestó, casi incomprensiblemente (porque hablaba pésimo el señor), que era una injusticia, que como es posible y que así no es pe, así no es.
Yo no dije ni pío porque al que le encanta discutir con medio mundo es al Metal que le dio la contra inmediatamente y le cuestionó toditas sus oraciones.
Pobre señor que solo podía responder que así no era pe, no tenía de donde sacar argumentos para una ley de lo más simple: si manejas bien, no te ponen multa, ergo, no te importa si la multa cuesta 1 sol o un riñón.
Hoy hubo paro de transportistas. Siempre hay paro de transportistas, pero esta vez se unieron todos por la causa. La causa? Oposición a las multas. Muy caro patrón. Y esque si la multa sube, la coima sube, asi siempre ha jugado Perú (y por eso estamos como estamos).
Una barbaridad de gente no fue a trabajar, todos los que si fueron, llegaron tardísimo, pasó un micro en 2 horas por cada calle y manejar hoy fue realmente un lujito (para daddy por lo menos).
El caos reinó por los sectores más olvidados de Lima (o que todo el mundo lucha por olvidar que existen), se quemaron llantas, se sublevaron los cholitos-choferes-malcriados-de-combi-y-micro, se interrumpió el transito de los trabajadores respetables que si sacaron su taxi (y cobraron una fortuna los malnacidos), en fin.
Lo que no entiendo es porqué el alboroto, no es una ecuación tan descabellada: cumplo la ley = no papeleta.

"El Perú Avanza" (al precipicio será).

2 comentarios:

Daniel dijo...

Hey sathya! Que paja tu blog, me ha gustado mucho leer muchas cosas que nos pasan a muchos y entre algunas de las que leí (ya me leí todo el blog...) he sentido una particular familiaridad. Da la casualidad de que hace poco me chocaron en la puerta de mi casa el DIA DEL PADRE, todo un éxito, que hacer quejarme? Darle un lapo al guachiman (lease watchi-man o mirón en ingles) que me dijo pasa pasa Foven que está libre.. si con F pq el tio es de la selva.. y JUAZ otro incauto venia hacia mi y obvio, destruyo mi hasta entonces unico medio de transporte. 1 semana+ IGV en el taller esperando a que me paguen.. porque el carro ya esta arreglado. "Gracias" a eso he tenido que regresar al paradero a tomar mi crazycombi/micro/bus/CARRO (detesto cuando dicen eso) y he vuelto a tener motivos para quejarme de lo que sea OTRA VEZ, porque tal como tu amo quejarme por puro gusto y a tener ese pequeño toque de realidad que todos necesitamos a veces, que el micro apeste a comida (nunca se sabe a cual pero SIEMPRE lleva cebolla) que me arrimen, 2, 3, 5, va planchado, etc... En fin esto parace mi blog jajaja, la cosa es que gracias por escribir en particular esa ultima "historia" porque por primera vez en mucho tiempo me deje de sentir solo, Un beso - Daniel Castro (por siaca de la UPCH promo 2004), volvere a leerte...

sathya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.