miércoles, 10 de junio de 2009

qué pesadez!


Hoy desayuné tostadas integrales con mantequilla y mermelada light, con mucha culpa por lo de la mantequilla, más culpa aún cuando llegué a la oficina y me empujé como 6 mini-snikers con mi taza de tesito digestivo de Sunka, mis galletitas integrales con mucho más tesito digestivo de Sunka, y mi refresco dietético recomendado por la nutricionista que no veo hace más de un mes.
Y hoy los kilos me han pesado mucho, más que nada en la vergüenza, desde casi siempre la culpabilidad continúa inexorablemente a la comida, desde la lechuga hasta la canchita del cine que también me empujé hoy junto con su Coca Cola y su hot dog con papitas al hilo (con su mayonesita y su ketchup... me encanta el prefijo "con su..."). Sin detenerme he de arrasar con todo carbohidrato que se me plante en la mirada de perro hambriento que cargo todo el día, es como mi misión esta de ser frente al espejo, una especie de monstruo horripilante y asustado de sí mismo que devora la comida, el autoestima y hasta las ganas de vivir que se me agotan con cada bocado (obligado).
Hoy ha sido un mal día gastronómico, por lo del descontrol, la culpabilidad; más que nada por el reflejo que tuve que ver al llegar a casa.

No hay comentarios: