lunes, 27 de julio de 2009

de la política peruana y algunos de sus protagonistas.

Definitivamente la política no es lo mio. Cualquier politiquero me parece un corrupto/chupa-penes/desgraciado/sinvergüenza y para colmo toditos conchudos, aj esque me dan una cólera... todos se llaman distinto pero son lo mismo por eso ni me doy el trabajo de memorizarme los nombres de los más huele-pedos (los que le llevan la cola al Alan o al Chino o al de turno pues).
Lo que si esa cara de huevo frito de la Keiko-Sofia la tengo pero hasta en la sopa, toda nice ella porque es puro amor (pura promesa del tipo te-meto-el-dedo-al-culo) chinísima como el padre (apuesto a que no es en lo único en que se parecen), con su campaña electoral recién llegadita de los yunaites apuntando a mil en las encuestas, que horror!
Pero lo que es la gente que se deja influenciar por palabras bonitas, por canciones chicha-pro-elecciones-2000 y sobre todo por afirmaciones que pueden ser virtualmente cualquier cosa, desde un soliloquio hasta la mas vil de las mentiras (soy INOCENTE!).
Personalmente nunca me cayó mal el chinito, es más, hasta se le veía buena-gente, todo apacible; pero ya cansa tanta insistencia por seguir en el poder que todos sabemos que ni cagando es para "hacer de este, un mundo (Perú) mejor".
Y su secta, por dios! La Martha Chavez, por ejemplo, que estaba en todas, incluso una vez daddy la tuvo que atender de emergencia cuando le tiraron ese pedrón en el ojo derecho, por chusca seguramente, y la tía Violeta toda afanadísima con codearse con la gentita (del pueblo, será) y a todo el mundo le decía que la Martita y ella eran íntimas y hasta un día se molestó porque le dijo a mi prima (si, la majadera) quien todavía estaba en la universidad estudiando derecho, que le de uno de sus libros sobre el código penal o la constitución o educación cívica, sabrá dios (que de eso yo entiendo lo que tu de hipertricosis lanuginosa congénita, por poner un ejemplo), para que se lo firme nada más y nada menos que LA PRESIDENTA DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA, todo un HONOR, hija, cómo te puedes negar a semejante HONOR!... y la pobre que no sabía si poner cara de odio, de pena o de vergüenza. Yo me morí de la vergüenza ipso-facto por supuesto.
A esos extremos me afectó el gobierno este, y el del Choledo ni qué decir, me convertí en avestruz y enterré la cabeza en la arena hasta que hubo nuevas elecciones presidenciales porque se me caía la cara de vergüenza, todo chusco y con la esposa pacharaca que llevaba la imágen de ambos al sentido casi-casi del humor porque de verdad una no se podía creer todo lo que pasaba en las narices del Perú entero (parecía una fusión del Circo de Kiko con el carnaval de Rio venido a menos).
Por eso es que no me meto en política yo, porque toda absolutamente todita me llega al piiiiinchoquenotengo, porque a fin de cuentas qué importa lo que pienso yo, si al final quien decide el futuro de nuestro país es el mismísimo país, el pueblo ese que siempre ha sido un rebaño ignorante, bruto y además amnésico.
Viva el Perú!.... VIVA!!!

No hay comentarios: