lunes, 20 de julio de 2009

emo-tivo.

Cuántos estereotipos existen en el mundo! Qué cantidad de gente diferente por dios! (en minúsculas porque en ese no es en el que creo).
Y así debe ser porque los seres humanos somos individuos (adj. que no puede ser dividido. o sea:único, uno, solo, exclusivo, singular), o sea, seres in-di-vi-dua-les.
Existe sin embargo esta cultura... cultura? mmm... secta? ya se!... grupo... congregación? comunidad? Bueno, se entiende lo de bizarro no?
Estos personajes se hacen llamar emo.
Hoy toca quejarse acerca de los emo... curiosos personajes (poco individuales entre si) que aseguran ser víctimas de absolutamente todo, por lo que expresan su dolor con colores oscuros, mechas largas y brillante maquillaje. Aquí un claro ejemplo:


un standard de lo que se aprecia por las calles, en casos un poco patológicos...

y en casos extremos, incluso...

No conozco mandamientos... pero al respecto y entre ellos, dícese lo siguiente:
  • Serás víctima de todo y de todos, porque nadie ha de entenderte.
  • Serás adolescente y adolescente morirás (o lo intentarás en todo caso... con una cuchara o una galleta de soda sobre las muñecas).
  • Cortarás tus carnes para demostrar tu dolor (véase última figura).
  • Mostrarás tus mutilaciones con orgullo y pena.
  • Servirás de burla a quien te rodea.
  • Caerás chinche.
  • Será la desdicha tu bandera y la tristeza tu escudo.
  • Usarás medias en los brazos.
  • Negro y fuxia te identificarán.
  • Te maquillarás (más que tu madre, de hecho).
  • Llorarás todos los días de tu vida por cosas que jamás te ocurrieron ni te ocurrirán (ejm: un judío despreciado, rechazado y asesinado por Hitler y el Tercer Reich).
  • Manipularás a quienes te rodean.
  • Admirarás a Tim Burtton y glorificarás a Brandon Lee ("El Cuervo").
  • Usarás prendas con motivos geométricos (cuadritos, rayitas, rombos, etc).
  • Te taparás un ojo con el pelo liso (de no ser liso un laceado japonés que lo mantenga así).
  • Te matarás.


En el caso de los que permanecemos dentro de lo aceptado por la Organización Mundial de la Salud (mental sobre todo), dentro de nuestros cabales, dentro de nuestra identidad más que nada... unas pocas sugerencias por si somos víctimas de uno (o más) de estos sujetos tan... peculiares:
  • Saca tu cámara/celular-con-cámara y tómales una foto para evitar que se sientan excluidos.
  • Entrégales una sonrisa y una navaja de afeitar (de preferencia nueva).
  • Pon la cara más triste que te sea posible para identificarte con ellos.
  • Golpéalos (si son muchos, tráete unos amigos; si te cansas, descansa, no irán a ninguna parte).
  • Si tienes estómago débil, evítalos.
  • Nunca los mires directo a los ojos (ehm... ojo); no está probado pero teóricamente corres el riesgo de convertirte en uno de ellos.
Y bueno, lamento verdaderamente que tengamos, como seres humanos que somos, aceptar todas las culturas y movimientos sociales que existen. Más aún, lamento que este tipo de situaciones se den.
Pero eso si, tampoco es que odie a los emo, que quede eso claro... ok?







1 comentario:

Anónimo dijo...

yo me quejo de que siempre me llaman infantil porque simplemente me quejo de ellos y reprocho sus mentiras.