domingo, 12 de julio de 2009

taxeando taxeando la vida casi se me termina.


Todo aquel que vive en el Perú sabe que para tomar un taxi se deben seguir los siguientes pasos:
  1. Estirar la mano donde uno quiere que pare el taxi; lease: absolutamente cualquier lugar de la pista/vereda/carretera (este paso puede evitarse ya que muchas veces el taxi para no mas en la mitad de la pista, a servicio del consumidor, para ver si una lo requiere)
  2. Maestro una carrerita a ... y se provee el lugar al cual una quiere ir
  3. ... soles ñorita
  4. Un solcito menos pues
  5. Asienta o niega según sea el caso y arranca arranca no más (con o sin el pasajero, una vez mas, según sea el caso)
  6. Ñorita eso esta por .... no?
  7. Si maestro pasando la .... a la .... ahí no más es
  8. Ah ya ya...
Ahora, esta también la situación en la que una da la dirección de destino y el chofer no conoce pero se hace el que si, se confunde, se olvida que no conoce o algo por el estilo y a medio camino, cuando se da cuenta que no era aquí sino un poco más allá empieza con el: ya pe ñorita, esta ya es otra carrera, no sea mala, un solcito más, dos solcitos más...
Ese fue más o menos el caso hoy, chofer idiota que cree que Barranco es solo "el boulevard" y a la hora que no es aquí sino más allá, se mandó con un pique estilo Paul Walker en "Fast and Furious" (más furious que fast) que casi se pasa de la parada, atropella un gatito y se estrella contra la reja de la entrada.
Un sol menos casi me costó la vida hoy; todo lo que tenía que hacer el hijo de puta (además de conocer las calles donde se cachuelea) era decir: ya pe ñorita, esta ya es otra carrera...

No hay comentarios: