lunes, 31 de agosto de 2009

antes.


Yo jugué a las escondidas. A las Barbies. A las chapadas. Con trompos. Canicas. Charcos de agua; árboles. Veía televisión limitada a los 7 canales que tenían señal en todas las casas de Lima.
También fútbol y basket de vez en cuando. Y en la fiebre de los patines patiné con ruedas de plástico que me hacían doler los tobillos horrible y luego con ruedas de goma y luego con ruedas de silicona y luego cuando pasó de moda yo ya había crecido y no patiné más.
Veía La Pequeña Maravilla, Salvado por la Campana, Quién manda a Quién, Dos Perfectos Desconocidos, Candy, Tres por Tres, Alf, Crímenes de Seda. Grababa las películas del Canal 2 en VHS para verlas cuando la programación nacional era pura telenovela o pura noticia irrelevante. En esas épocas, BlockBusterVideo reciéeeeeen hacía su entrada al Perú.
No iba al cine porque eran horribles, tenían una sala, tres como mucho, la canchita sabía a poto y era recooooontra-salada; no estaba muy de moda además.
Solía hablar hoooooras por teléfono fijo, osea FIJO, si no estabas en tu casa, piña, nadie te ubicaba y para comunicarte con la familia y amigos en otros países, sólo el teléfono o las cartas que te llegaban a lo mucho 2 al año.
La gente solía conversar... osea cara a cara, con un postrecito, un tesito, todo hecho en casa. Ya si era un muffin por ejemplo, lo comprabas en la bodega del chino de la esquina y si eras muy fancy, pucha pues, en Monterrey o en Wong.
Incluso había gente que SOLO tenía tele en blanco y negro, te imaginas? Igual se disfrutaba en familia, solo o con amigos. Y con tu bowl de canchita claro. Canchita de olla. Pucha lo máximo.
Cuando me dejaban trabajos en el colegio tenía que comprar láminas a color, tijeras y goma. Luego venía a mi casa y tipeaba. A máquina. De escribir. Eléctrica eso si que tan antigua no soy.
Power Point? Tu crees? Jaaaaaa, en el colegio con las justas había un programa de computadora que se llamaba Logo y se trataba de una tortuguita que seguía comandos y para dibujar un trencito te demorabas tooooooooda la clase de computación que duraba 45 minutos creo.
Trabajos de investigación: Enciclopedia Británica o El Tesoro de la Juventud. Si no sabías algo: Diccionario Sopena. Y si necesitabas más fuentes: Biblioteca.
Y el Atari. Ya bueno, SuperNintendo. Tu tenías uno? Puta qué cool.
Es increible como ahora todo se resume en este aparato de donde escribo. Con guardado automático y todo. Me bajo las fotos que quiera cuando quiera. Hablo con quien quiera cuando quiera en cualquier parte del mundo. Me entero de todo porque existe el Facebook.
Pero te lo juro, cambiaría todo por la diversión que implicaba salir al patio a las 9 de la mañana, jugar jaxes, montar bici, jugar mundo y entrar a mi jato sudada, muuuuugre y a las 9 de la noche. Feliz, feliz, feliz.

martes, 25 de agosto de 2009

la historia de mi abuela y su caballero andante.


Mi abuela nació en un pueblo en la sierra norte del país.
Puuuuuuuuucha cómo vive enamorada de su pueblo mi abuela, si me habla de él todo el tiempo.
El otro día, en una de esas conversaciones de mujer-a-mujer hablando de mi novio y de matrimonio y cosas por el estilo que le encantan a las abuelitas, me contó lo siguiente:
-Ay hijita, qué lindo es estar enamorada. Yo todavia me acuerdo cuando estaba enamorada, hace muchíiiiiisimos años.
-Ay cuando conociste a mi abuelo, abue?
-Nooooo qué va a ser tu abuelo! Este hombre era otra cosa! Este era un hombre alto, buenmozo, todo un caballero. (Sonrojada) guapísimo hija, gua-pí-si-mo.
-...
-En esa época tenía 18 años y mi mamita quería que me case con un hombre con plata, con tierras, tu sabes hijita, esa clase de gente que se fue a la mierda en el gobierno de Velasco.
-¿?
-Ay pero este señor, un señorón era. Elegante, encantador, finísimo. Se llamaba A.
-Pero y mi abuelo?
-Ay hijita esque lo hubieras visto. Venía siempre a la casa, éramos medio familia, tu sabes, en el pueblo todos somos familia, un primo lejano tal vez, sus padres conocían muy bien a los míos, eran muy amigos y el chico era siempre bienvenido a la casa. Y me encantaba. Mi mamita lo atendía siempre como a un rey, como se merecía por esa pinta que llevaba, yo le mostraba fotos mías que él elogiaba. Era siempre tan atento.
-Pero supo alguna vez que estabas enamorada de él?
-Cómo no saberlo, faltaba ver la chispa en nuestros ojos cuando lo recibía en el vestíbulo... se me declaró. Me escribió una carta y se la entregó a la vecina para que me la diera, mi mamita no debía enterarse. Le respondí y desde entonces nos mandábamos cartas por medio de la vecina, sin que mi mamita supiera nada, ella insistía en mi matrimonio con tu abuelo, pero no podía evitar pensar en A. Un día nos encontramos solos en la casa de mi vecina. Me dio mi primer beso.
-:O
-Pero no duró mucho el romance. Mi mamita se entró, parece que se había dado cuenta que algo me pasaba, le preguntó a la vecina y parece que ella le dijo. O de repente nos vieron los peones y al preguntarles a ellos... ay fue un momento terrible!
-Qué paso!
-Mi mamita me prohibió verlo! Prohibió que fuera a visitarme a la casa y me vigilaba a todas horas. Un día logré recibir carta de él. Me decía que me amaba y que se sentía perdido, que tenía que verme, que iría a buscarme y nos iríamos juntos lejos y nos casaríamos...
-Entonces pudiste verlo?
-Mi mamita encontró la carta y le contó a mi papacito. Uf parecía una bestia mi papacito, pero jamás me puso una mano encima. Mi mamita tampoco, yo era muy obediente, todo lo que pude hacer fue llorar. Así pues hijita, me llevaron un día a un pueblo "cercano", a unas 8 horas de distancia en mula y caballos; me dijeron que había que ver unas tierras por allá, ver cómo andaba la hacienda y no me podían dejar sola... y yo les creí. Tampoco es que hubiese podido hacer algo al respecto...
-Pero claro que si!!! Y A???
-Llegó tarde. Unas horas después que habíamos partido. Ya en el otro pueblo me dijeron que era por mi bien y que me quedaría ahí, no sabes cómo lloré! Uuuuuy cómo sufrí (cabizbaja)...
Ya en el pueblo, me hicieron ir a una fiesta de amigos de mis padres, y ahí estaba él.
-Estaba A?
-No, hija, tu abuelito. Yo lo había rechazado porque no me gustó nunca, le faltaba encanto, dulzura, presencia, todo lo que A tenía; pero el hombre perseveró y perseveró y mis padres presionaban para que le matrimonio se de. Lo veían como un hombre con buen futuro, alguien digno de mi.... pero yo estaba tan enamorada de A.
-Y qué fue de el! Qué pasó!
-Me siguió al otro pueblo, pero el compromiso ya estaba hecho, no tuvo más remedio que dar media vuelta e irse... No lo vi más. Bueno, hace varios años lo volví a ver, ya casado y con familia y nietos. Murió hace poco (con lágrimas en los ojos). Ay niña, pero era un hombre de los que hay tan pocos en el mundo.
-Y acaso no estabas enamorada de mi abuelo?
-Aprendí a quererlo, me dio todas las comodidades del mundo y nunca me faltó el respeto. Si lo quise muchísimo, pero ahora él también se ha ido...
-Si pero hace muchos años de esto...
-De A o de tu abuelito, hija?
Bueno más o menos fue esta la historia. Me la contó el año pasado, a sus 95 años. Diosssss, jamás habría imaginado que un amor con tanta pasión como el de las novelas pudiera existir en la realidad!
Puta que mi abuela es lo máximo caracho.

domingo, 23 de agosto de 2009

incidentes HNCH - parte I

Estaba un día en piso de Cirugía B en el HNCH tipo 7 y media de la noche, cumpliendo las majaderías de Claudita L, EX-R2 de cirugía (jeje) cuando entra un interno de guardia corriendo:
"Hay un broder con una botella en el culooooooo!!!"
No era broma.
Los 10 que todavía estábamos en el piso a esa hora salimos disparados a la emergencia y nos dimos con Claudita L y su manito enterrada en el recto de un caballero de unos 55 años que venía por SEGUNDA VEZ por el mismo problema.
Que estaba caminando calato en su casa y se cayó dice. Diossssss.
A propósito, alguien pudo leer la "guía para extraer objetos extraños del recto" que cargaba Claudita L por el hospital luego de este incidente en particular?
PD: la foto es real, tomada por mi cámara mientras la R2 desistía en quitarle la botellita del poto por vía rectal para pasar a la intra-abdominal.

sábado, 15 de agosto de 2009

what a waste.

Me fui a Rio de Janeiro para recibir el 2002. Tenía 18 años y puuuuuuuuuuuuta pues, te imaginas recibir año nuevo en Rio???? Osea, tu que vas a hacer para año nuevo? ah, me voy al luau de Totoritas, tu? ah nada, me voy a Rio. Chúpate esa mandarina.
Pagué los pasajes (si, yo, con una pequeña fortuna que me cayó del cielo de parte de una tía muerta en Italia) y nos quitamos mi papá y yo al encuentro de la novia y la familia. Casi una semana me fui a Rio, osea... a RIO manyas? Queeeeeeeeeeee emocióooooooooon!!!

Llegada:
  • adorable departamentito en el 2do piso de un edificio frente a la playa de Leblon.
  • a papá no le gustó porque no es más arriba, nos cambiaron al 9no piso.
  • a papá no le gustó porque hacía calor y el sofá cama no funcionaba, nos cambiaron al 2do piso.
  • S muerta de la vergüenza.
Día 1:
  • almuerzo en casa de A (cuñado de papá)
  • tele en casa de A en compañía de J.V. (hijastro de papá).
  • hotel.
Día 2:
  • hotel toooooda la mañana.
  • centro comercial ca-rí-si-mo donde J.V. y D.V. (el primo de J.V., hijastro de papá) se dedicaron a jugar en las maquinitas y S no tuvo tiempo ni de comprar ni de pasear ni de respirar ni de llamar al enamorado nuevo en Lima.
  • almuerzo en el mall, comida árabe.
  • hotel
  • barsito carioca medio entretenido, sin alcohol ni tabaco ni aire de carnaval.
  • hotel antes de las 12.
Día 3:
  • feria de wevaditas hippies que compré por cientos y jamás utilicé.
  • almuerzo en El Porcao.
  • Copa Cabana (la playa) con ropa, zapatos y viejitos (los abuelos de J.V., hijastro de papá). Tarde tarde.
  • casa de A y encuentro con L (hija de A, cuñado de papá).
  • hotel.
Día 4 y año nuevo:
  • mecha con papá en el hotel.
  • centro comercial más baratito que el anterior pero ca-rí-si-mo. Compras que utilicé probablemente dos días y nunca más en la vida.
  • por fin llamada al novio nuevo en Lima (esto también ca-rí-si-mo).
  • hotel
  • restaurante con papá y the whole family.
  • caminata por la calle donde se recibió año nuevo sin desfiles ni fuegos artificiales ni carros porque todo el mundo estaba ya en su propia juerga (menos nosotros).
  • hotel a las 2 de la mañana y sin una gota de alcohol en la sangre.
Día 5:
  • hotel tooooooooooda la mañana.
  • el recepcionista del hotel no habla ni inglés ni español.
  • Corcovado (me olvidé la cámara en el carro y luego de un ascenso a pie de como 50 metros me di cuenta. No tengo ni una sola foto).
  • almuerzo en un restaurante de mariscos cuando yo aún no comía animales.
  • hotel.
Día 6:
  • soleada en la piscina del hotel.
  • lipotimia luego de la soleada.
  • casa de A con algo de samba.
  • almuerzo en un "kiosko" de comida japonesa.
  • centro comercial 5 segundos solo con N (la novia) porque tenía que regresar volando a hablar con su hijo antes que se le fuera.
  • casa de A.
  • pedalones en la lagoa. Sin J.V. (hijastro de papá) porque la mamá lo secuestró.
  • aeropuerto para dejar a J.V.
  • mecha con papá en el aeropuerto.
  • hotel.
Ida:
  • hotel.
  • aeropuerto.
  • avión.
  • mecha con papá en el avión.
Se entiende? Era Rio de Janeiro. No era me voy a EEUU o a Ecuador. Era Rio de Janeiro. Brasil. Cuna del carnaval. Fueron los aproximadamente 3 mil cocos más estúpidamente gastados en toda mi vida.



sábado, 8 de agosto de 2009

y después, porqué es que nos falta turismo. esque hay cada imbécil...


Al parecer un equipo de National Geographic vino al Perú a estudiar nuestras maravillas. Un grupo de iqueños concha-sus-mamacitas decidieron que era una excelente idea entrar con armas al hotel donde se hospedaban y digamos, asaltarlos pues no?
Sabemos que sus cámaras fotograficas no son precisamente smileshutters de colores divertidos, lejos de serlo, así que textualmente los ladronzuelos macacos hicieron su Agosto.
El Perú no es precisamente un país de lo más conocido, es más, a cuántos de nosotros, estando en gringolandia, nos han preguntado qué idioma hablamos, si Perú está en sudamérica y si tenemos acceso al mar.
Este grupo de mmm... investigadores pretendía poner a nuestro país maravilloso en la portada de una de las revistas más comercializadas en el mundo. Si o no? A caso pensarán en volver? Nnnnooooo!!! Ya para qué, si Perú es el país que tiene más ladrones que paisajes bonitos (espectaculares diría yo)!
Me acompañan en la indignación? Los invito pues, a unirse a mis peores deseos para los hijos de la gran puta que ahora deben andar felices con sus cámaras Nikon P90 profesional 12 Mpxl-24X zoom LCD 3, sin una mejor idea que venderlas a 1 sol y dejarnos sumidos en el más profundo enfado y ausencia en el atlas mundial de las mentes extrangeras.
Si creyera en dios, le pediría que me ponga a uno de estos energúmenos al frente para llevarlo a un pueblo joven y dejar que lo linchen en calsonsillo. Luego le tatuaría la palabra "ratero" en la frente con una tenaza para tatuar ganado y lo soltaría nuevamente a las masas.
Pero por ahora, indignación no más, Perú, indignación.