jueves, 1 de octubre de 2009

los hijos... los hijos...

Desde hace como 1 semana que Ania no quiere comer. También que la chica de la veterinaria me dio Hills de pescado en lugar de pollo, como le pedí. Pero en fin, como dice mi flaco: es solo un PERRO.
Asumí que se acostumbraría pero ni mierda, ayer no comió nada, así que decidí utilizar el truco del buen-vecino- Jorge y mezclar la comida enlatada para perros con la comida que la nena no quería probar.
Fuera de todo esto, hace díiiiiiiias que se rasca la oreja derecha como si pretendiera arrancársela de un garraso y está cada día más flaca además, dije ah no, al veterinario inmediatamente.
También hace tiempo que decidí que los artículos perrunos que venden en las veterinarias son un robo a mano armada te lo juro, así que hoy mismo pasé por Wong y encontré una cama lindísima para reemplazar la que se comió hace como un mes en un ataque de cólera por dejarla sola durante más de 2 horas, las benditas latas estas de comida para perros que a ellos les encanta y huelen a huevo podrido, y un juguetito monísimo y rosado porque el último que le compré desapareció en lo que te demoras en ir hasta la tienda a comprarlo.
Ya pues. Ni bien llegué le entregué sus regalitos a la beba, que me agradeció meneándome toditita la pelvis y con unos arañasos bien amorosos que se me quedaron en las piernas como recuerdo, bien linda, no?
Entonces me la llevé caminando no más como quien pasea donde su doctora que le encontró Malassezia furfur en la oreja que se le había inflamado, como poto de bebe escaldado the poor thing. Estuvo el examen del microscopio para confirmar diagnóstico, la limpieza de oídos, las gotitas, la cremita, el cariñito y al final me salió un ojo de la cara todo el asunto. Para qué tengo hijos!!! como dice mi papá.
Al final este fue el resultado:
- cama: 40 soles
- juguetito: 5 soles con 50
- latas de compota: 6 soles cada una (x3)
- visita a la doctora: 30 soles
- wevadas que le hizo la doctora: 30 soles
- medicinas: 35 soles
Para todo lo de más... no me alcanza porque no tengo tarjeta de crédito.
Ay pero cómo te explico, cuando me mira con esos ojitos de diablita inocente inevitablemente se me escapa una sonrisa. Si no mira nada mas....

No hay comentarios: