martes, 2 de febrero de 2010

bulimia?

Ya pues, me metí a Lain hace como 3 semanas y regio. Funciona a la perfección el parchecito ese, no te da hambre, no tienes que matar por un chocolate, a veces piensas un poco en un suspiro a la limeña pero es más bien una mala pasada mental que se cura con un buen vaso de agua (incluso con hielo, para las más atrevidas).
Bueno, eso si, no te tratan como reina, excepto las recepcionistas que si son lindísimas y regias ellas, cuesta un millón de dólares y si tienes matri o cena te cagaste porque no puedes romper la dieta por nada de este mundo hasta el final de los tiempos (dura como 3 meses la vaina).
Hoy en la noche me tocó comer gazpacho andaluz. Nunca en mi vida he visto si quiera el plato servido, lo leí una vez en Un Mundo para Julius y ahí fue que me enteré que existía, porque a Juan Lucas le encantaba comer gazpacho en la feria taurina de Octubre, una maravilla el cuento te diré, pero bueno, ese es Alfredo Bryce - Echenique y yo solo quiero contarte la tragedia que me ocurrió con el bendito plato de sopa.
Como la Luchana no sabía preparar el plato-insignia de Andalucía, hice lo que haría cualquier persona común y corriente: me bajé una receta de internet pues, de este link precisamente. A mi la verdad me sonó interesantísimo este asunto de la sopa de tomates servida fría, medio que me emocioné un poco y todo, con lo que me gustan los tomates y este parche de verdad que te permite comer comida sana como si fuera rica... alucina...
Ya bueno, resuuuulta que tienes que refrigerar la sopa esta como 4 horas antes de servirla, para lo cual la Luchana, magnífica cocinera que hasta la Panchita se queda corta con su lomo saltado con tacu tacu, preparó este... mmm manjar... a eso de las 4 de la tarde.
Es bastante simple el procedimiento, casi como hacer jugo de tomate con verduras, es más, puedes usarlo como base para un Bloody Mary si te da la gana, y me llamó para probar. Ella jamás me llama a probar la comida, sabe que confío ciegamente en su sazón porque chola, si probaras las exquisiteces que ella prepara... el Gastón se pondría veeeerde de la envidia te lo juro.
Ya, buen aspecto, no tenía. Era una especie de jugo, con su espumita y todo por lo de recién licuado, medio rosado que tiende a naranja y con olor a ajos. Probé una pizca, que más no me atreví y te lo juro, los colores que esa cucharada de sopa no tenía los tuve yo toditos en la cara.
Hija, si eres de esas mujeres gordinflonas que han tratado todas las dietas del mundo y no bajan, que darían lo que fuera por ser bulímicas porque ni metiéndose el dedo hasta el píloro pueden, que son felices con cada intoxicación alimentaria de sus vidas... pues este es tu día de suerte porque en ese link y con esa receta te preparas el vomitivo más efectivo y natural que pueda existir. Además de ser un platillo exótico, clásico, y sobre todo tan... europeo (ay esque suena lindo, ni lo niegues).
Pucha me tuve que comer como 1 litro de gelatina dietética (felizmente eso si puedo comer todo lo que me de la gana durante el día porque si no cómo hacía), me fumé 80 cajetillas de cigarros, me tomé todo el bidón San Luis y hasta ahora, como 6 horas después de la degustación sigo nauseosa y con un sabor de boca que ni en el perro más chusco, oye. Creo que si hubiese visto la foto primero... pero en fin... shit happens.

2 comentarios:

gatoreloaded dijo...

y sobre todo tan... europeo

jaja que post tan divertido!

Daniel dijo...

wow...xD...
k xvr:D...m gusta como scribes:D

Daniel

saludos y besos