miércoles, 28 de abril de 2010

nostalgia mala.

Qué horrible es la nostalgia. Nostalgia fea, puaj, wácatelas. Y me llega que el pasado siempre sea mejor, solamente porque me asusta el futuro.
Odio que mi mamá se haya muerto, esa parte del pasado apesta, pero cuando vivió fue maravilloso. Ahora ya no me levanto a media noche a prepararme un sandwich y conversar de la vida. Ya no veo Cantinflas hasta tardaaaaaso cuando mi papá está de viaje, no preparo rollitos de canela, no hago tortas para cuando daddy llega de viaje y me como la masa del recipiente. El día de la madre solo saludo a la abuela y ella no fue mi mamá, pero me hace acordar a cuando era más o menos entretenido ir a su casa.
A veces llevaba Barbies y jugaba con mi prima que se quejaba porque yo tenía más muñecas que ella. Le pedíamos a la tía V que nos preste chucherías y nos sentábamos en el patio a venderlas (misma vendedora y misma compradora). Hacíamos burbujas con una cañita y un vaso con agua y shampoo, nos amarrábamos toallas en el cuello y decíamos que éramos superheroes. Y en carnavales era lo más divertido, sobre todo cuando iban los demás primos que los conocíamos ese mismo día porque tenemos tanta familia que es imposible aprenderse los nombres de todos. Hasta la abuela salía a jugar carnavales y nos embarrábamos en betún como hacían ellos allá en su pueblo hermoso. Además había música, el abuelo estaba vivo y ponía ...caballo de la sabana que tiene el tiempo conta'o - y se va por la mañana con su pasito apura'o... y todos bailaban menos nosotras que eramos minúsculas solo bailábamos al ritmo de Natusha. Salía de la casa de noche, luego de ver Videos Hechos en Casa, recogíamos a mi mami de la casa de su hermana y al día siguiente al colegio.
El colegio si fue una época ambigua, porque me hicieron mierda pero igual disfruté lo que pude. Igual tenía a LM viviendo en el mismo condominio desde que nacimos, salía del colegio y la iba a buscar corriendo y nos pasábamos hoooooras hablando de Sly, o escuchando Beatles, o patinando, o comprando cigarros en la bodega del chino que luego fumábamos en su azotea o en la esquina del poste. Cuando estábamos de vacaciones era más divertido todavía porque me podía quedar hasta las nueeeeve de la noche, siempre que papá no haya llegado todavía porque si no tenía que entrar a la casa a las 7 y media y me abucheaban por lorna, pero ese es otro cuento. Luego LM se mudó y ahí entra más nostalgia todavía. Nunca estuvimos en el mismo colegio, aunque llevábamos las mismas clases extracurriculares (ballet, bailes españoles, el taller de Ali, golf) y al final estudiamos la misma carrera pero en universidades separadas y ella seguía viviendo en la Molina.
Para colmo de males mi novio se acaba de graduar y se me ha venido encima todo el asunto de la universidad. Pucha, la universidad es ooooootro lote. El día que ingresé fue toooodo, nunca me sentí mejor, papá no podía estar más orgulloso. Ya adentro me empezó a ir mal, pero luego bien y luego vino la parte divertida, cuando estás en la emergencia de guardia y te llegan infartos, politraumatizados, baleados, peritonitis, insuficiencias respiratorias, TECs, entre otros. En la universidad hice una familia, en el hospital más, se acabó el internado y pude dormir por fin pero no podía dejar de pensar en el complemento que me hacían los residentes y los cointernos y los externos y los alumnos también.
Aj, y me llega al pincho porque quiero volver a eso, lo de las conversas a la media noche con mi mami, ver Cantinflas que ya no dan nunca en la tele, hacer tortas para cuando papá llega de viaje, ir donde LM cuando me plazca porque vive aquí no más en la casa de al lado, salir a patinar, ingresar a la universidad, volver a darme cuenta que en verdad estaba head over heels por el novio (porque ahora ya se pues, qué chiste tiene... aunque la sensación es más increíble que antes), saber de lo que hablo en las rondas de medicina, atender al baleado, suturar, enseñar a suturar, el primer apéndice que saqué y que tuvimos que llamar al asistente porque tenía fecalito libre y terminamos lavando cavidad peritoneal. Aj, los partos, esos me encantaban, esos pedazos de renacuajo llorando me hacían feliz la guardia.
Ahora tengo que trabajar para ganarme el sustento porque papá ya no me da propina, la plata se me va en el perrito, me falta la vida para ser un médico hecho y derecho, me estresa no saber todo porque así no llego a EEUU ni como inmigrante ilegal, me duele la cabeza por culpa de todo lo anterior y bueno, por lo menos papá aprendió a hablar conmigo, un punto a favor para el presente y 20 mil en contra para el pasado.
En fin, la nostalgia me tiene pendiendo de un hilo hoy. Mira no más todo lo que he pensado en menos de 10 minutos, te imaginas lo que es esto 24/7???


sábado, 10 de abril de 2010

salí de paseo.

Salí con Enya porque andaba con las malas vibras. Pucha es que me hacen enojar pues, también que una se levanta con la mejor disposición y le vienen a decir que... bueno, en fin, salí con Enya pues.
Sacar al perrito te ejercita la espalda y los brazos, los biceps y triceps principalmente por esto de que casa que avanza, casa en la que se queda olfateando pichis. Qué demonios tienen los perros con las pichis ajenas ah? Aunque bueno, para lo que hacen durante el día, para ellos debe ser algo así como ver televisión, ve tú a saber.
Sacar al perrito te da compañía y te inhibe a cuanto engendro grosero fueras a cruzarte en el camino porque el perrito que yo tengo es en verdad perraso, gracioso de cierta manera porque te cruzas con una persona "x" en el camino que desde lejos lo mira con cara gu gu gu que buñito el... AAAAAAAAY MAMA!!! porque Enya cree que todos son sus amigos y han salido a la calle para jugar con ella y por educación no se queda corta (kiss kiss hug hug).
Lo gracioso fue que regresando a la casa, ya más tranquilas las dos, 3 pequeños y curiosos animalitos del tamaño de mi puño se abalanzaron sobre la reja que los contenía para matarnos del susto a punta de ladrido-puta-madreadas. Pobre Enya que se pegó el susto de la vida, las 3 ratas juntas no hacían una Enya y descaradamente estaban ladra que te ladra en su cara pelada. Nos desconcertamos las dos pues, qué esperas también, ella se quedó mirándolas con cara de cojuda, luego me miró a mi, luego a las ratas esas, luego a mi y luego siguió caminando pero de cuando en cuando volteando la cabeza hacia atrás por si acaso, no vaya a ser que se suelten y se le vayan encima esas criaturitas que bien podrían estar cargadas de bichitos, rabia, tétanos, distemper, moquillo, o de pura envidia no más, vaya usted a saber.
Ya en la casa, me saltó encima, me pegó una buena lamida en la cara, me pisó el dedo gordo del pie y me lo arañó un poco también, supongo que para que no vaya a pensar que es una cobarde o algo por el estilo; qué te crees, tiene su orgullo la condenada...

miércoles, 7 de abril de 2010

talla cero.


Mi novio se gradúa la próxima semana. Y pucha pues tengo que ir reeeegia, después hay comida con los papás, la abuela, las tías, el papá de Enya, etcétera y además está lo de las fotos y todo.
Una amiga que mide lo que mi dedo meñique me dijo que vaya a una tiendita de esas que están bien de moda que son unos huariques con ropa carísima y de modelitos únicos, bien moderno para todos los gustos, hay colores amiga, lo que más bien no hay son tallas. Boniiiito oye, caro más bien no taaaanto, había dos por uno por fin de temporada, aunque los más bonitos si costaban sus ciento y pico pero boniiiiito, para toda ocasión en todo caso pero parecía que había sido confeccionado con retazos de Gamarra.
Digo, la tela excelentísima ya?, porque tu vas a Gamarra y hasta los retazos son de buena calidad, claro que hay de todo, pero bueno, la cosa es que a lo que voy con retazos es a que lo que entraba en cada vestido era una Barbie y no una Barbie en el sentido figurado de Kate Moss que ha venido a Lima hace unos días a mostrar las tetas en la piscina del hotel, no, si no a tu Barbie de cuando tenías 13 años y le cambiabas la ropa y jugabas a que eran vecinas y ve tu a saber qué más.
O sea, talla dedo meñique era todo, ya ni me molesté en probarme la ropa y la mujer que atendía felizmente no era la típica universitaria de la de Lima que quiere "cachuelearse" chambeando en tienda nice y cuando llegas te dice ...lllla... cmstaaaaas?... nsa ygaaaaado cmo que así sssssea, mnyas?... y luego se sienta y es más linda que tú porque es flaquísima, talla dedo meñique o talla Barbie (tu muñeca de la infancia, no Kate Moss en pelotas) y tu de hecho que chambeas de verdad y vienes en micro probablemente estás sudando a chorros y pesas... digamos que en kilos, no en gramos.
Ya, ya, de hecho exagero, pero esque ya pues, o sea, me dicen: hay una tienda liiiiiinda y barata con cosas liiiiiiiiiiindas que puedes usar para la graduación del novio y yo voy feliz de la vida, en carro si, pero después de haber chambeado todo el día y sin aire acondicionado en el auto cabe recalcar, pesando más de lo que debería (mea culpa mea culpa) y me encuentro con tallas que no le entran ni a mi perro porque es large breed y pesa más de 30 kilos, no se si me entiendes.
En fin, te decía de la vendedora pues, buena gente, me hizo conversación y todo, pero se aburrió al toque cuando notó que a mi no me vendía ni pañuelos porque nada en esa tienda me iba a quedar y se fue a sacudir vestidos o algo más productivo y la verdad yo hubiese hecho lo mismo.
A lo que voy es a que ya pues, pones tu tienducha de moda, tu ropa única, carísima y original, una vez al año muchas de nosotras estamos dispuestas a pagar el precio por la novedad y la lindura, si o no?, pero decides limitar todo al grupo de gentita que puede meter todo su cuerpo en una sola pierna de uno de mis pantalones? O sea, no han pensado en que habemos personas que también queremos ponernos ropa bonita, que tenemos graduaciones, matrimonios, showers, premiaciones, cumpleaños y etcétera y que queremos mejorar la imagen poco atractiva que tenemos por no tener sindrome consumtivo?
Soy gorda, intento bajar de peso, pero aún en mis mejores épocas, cuando mi índice de masa corporal estaba óptimo, mi porcentaje de grasa no podía ser menor y hasta se me marcaban los músculos de los brazos, no había forma que entrara en esos pedacitos de tela que venden por ahí. Yo no le pedí a mi madre estas caderas ni estas piernas, peor ahora que tengo 7 kilos de sobrepeso, pero quiero ponerme un puto vestido bonito para que mi novio me vea linda, gentita de mierda que vende ropa juerguera para gente minúsculaaaaaa, míiiiiiinimaaaaaaaaa, para recién nacidos!!!!

lunes, 5 de abril de 2010

hombres horrorosos.

Hombres! Dime si no te ha pasado que un día has decidido ir campante por la calle como para ejercitar esos mondongos que tienes por piernas hija, que yo ya no se qué hacer, me he metido a Lain y 7 kilos no más he bajado, 7!!! de los 12 que tenía que bajar para pasar piola!!!
En fin, sales pues a caminar como quien toma aire fresco de un cigarro recién encendido, estira las patas, favorece la circulación de las piernas que pasados los 25 a todas nos martiriza y andamos con las várices hasta por el cuello y ya tú ve que más haces por la calle, la cosa es que estás contenta contigo misma y zas.... te pasa lo que me pasó a mi.
Hoy por ejemplo, habiendo podido llegar a mi casa en el carro, comodona yo, gordinflona también, con el vestido strapless que hace que se me salga el rollito ese de la axila, no te jode horrible?; bueno, pero decidí no llegar a casa en carro si no a pie.
Me bajé en Dédalo pues hija, una tienducha reeeeeeeeeeeeeeeeegia y ca-rí-si-ma-no-sa-bes; esque hay cada hermosura como cojudecita... como haciendo paréntesis te cuento pues; cuando estaba en 5to de medicina y papá no me quería soltar un sol porque me quería tener encerrada en la torre cual Rapunzel, me dediqué a hacer aretes con variedad de diseños amiguita, pase sin compromiso, creatividad peruana que le dicen y hasta se me ocurrió pegarle brochecitos de arete a los botones esos de animalitos que usan para los vestidos de los chiquitos, una cosa así...

... jaaaaa curioso con el libro de anatomía y todo atrás, de las épocas de antaño, en fin. En este Dédalo había la misma vaina pues. Igualitito a mis aretitos de botones de bichitos de 5to de medicina que vendía a 4 lucas para pagarme las juergas. QUINCE SOLES te cobraban por la gracia!!! QUINCE SOLES!!! Todavía cuando yo los vendía por ninguna parte veía esos bichitos en las orejas de nadie o sea que en mis épocas eran originalidad pura carambas!!! De la que me perdí por no patentar no? Bueno pues, pero qué robo el precio oye, también que hay cosas bien hechas, que te cuestan el sueldo de dos meses pero lindísimo todo y si se lo regalas al jefe quedas regio eso te lo puedo asegurar.
Cierro paréntesis. Caminaba yo rumbo a mi casa, feliz de la vida, sin cigarro ni nada y libre de preocupaciones, promoviendo mi circulación y quemando grasas cuando un cholo baboso se arranca con grosería y media por la ventana de un taxi. Tenía medio cuerpo afuera de la ventana y todo, como perro con la lengua afuera disfrutando del viento de la carretera, chillando improperios que yo por supuesto no le pedí ni le insinué ni nada, es más, lo vi cuando el taxi pasó porque hasta ese momento para mi era una interpretación bastante pintoresca de los cómicos ambulantes por las calles de Barranco y conmigo no era la cosa (hasta que lo vi mirándome y aaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjj.... arcada total hija, to-tal).
Caminé más y la misma mierda de un camionero, de un cobrador de combi, de otro de micro, de un ciclista bastante mayor con abundantes canas y creo que hasta de un mocoso en patineta que casi se saca la mierda por andar de pinga-loca.
Aj, tan feliz que andaba yo por la calle haciendo circular mi sistema linfático... Te juro que no entendí nada. Con mis pantorrillas de camote, mi panza de embarazada, mi rollito ese que se sale por la axila y este tushi que se descuajeringa así me ponga licra pa' q' aguante, igualito tuve la desgracia de escuchar obscenidades chontriles definitivamente no deseadas. O a caso las carnes atraen a los choferes de micro, de combi, de taxi, de camión, alguno que otro viejo verde en bicicleta y a niños en skate-board como un lomaso atrae a un lobo hambriento? Ay ya pueeeeees...