lunes, 26 de abril de 2010

carro nuevo.


Yendo por Pedro de Osma hoy en la mañana escuché una especie de explosión que me hizo pensar en un ataque nuclear o similar. Pucha, nada parecido, un carro de la nada dio vueltas en plena avenida hasta estrellarse contra un árbol y biiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiip, cabeza del piloto directo a la bocina de la camioneta.
Paramos mi carro inmediatamente y daddy y yo salimos corriendo para ser mártires, ya había un hombre intentando arrancar la puerta del piloto que se había atascado, varios otros se acercaban, entre curiosos, rateros y personas de buena fe.
Uno se trepó por la puerta del copiloto para intentar arrastrar a la señora rica que acababa de sacarse la michi en su Jeep Cherokee nuevecita y temblaba de miedo, poor thing.
Bueno, daddy arrancó más bien al patín que intentaba movilizarla sin la menor consideración por la columna cervical que bien podría haberse partido en mil y que un movimiento en falso podía convertirse en cuadriplejia o enclavamiento del tronco encefálico y chau mujer rica con camioneta nueva que se acababa de estrellar sobria a las 8 de la mañana.
Gracias a los airbags, no había sangre, ni tórax inestable, ni aparente fractura cervical, respiraba, lloraba, sabía dónde estaba, qué había pasado, muerte inminente no era, además los bomberos ya estaban en camino y Campos había chequeado el motor para que no fuera a estallar el auto y de ahí nos moríamos todos.
Nos fuimos no más, pero si algún día ves cómo un auto se descalabra en tus narices y quieres hacerte el héroe o simplemente eres buena gente y te preocupa el prójimo:
1. Pide ayuda que solito probablemente no la haces. De hecho tienes celular pues, no me vengas con lo de la crisis económica que ahora los Nokia en blanco y negro te los regalan por la compra de un jean en Saga. Además el 116 es gratis, 116!!! NOOO 911 que esto no es gringolandia.
2. Asegura la escena. Si estás en medio de una carretera sobre todo, los que corrieron al encuentro de la señora con el efecto latigazo, no tuvieron la menor consideración con la avenida y/o árboles que están a punto de venirse abajo en Pedro de Osma que podrían haber ocasionado una verdadera catástrofe a partir de un accidente.
3. Primero fíjate que respire, que tenga pulso y que no se esté desangrando.
4. En accidente de tránsito sobre todo, hay que verificar que el cuello se mantenga en la misma posición, así te esté pataleando, una fractura puede no seccionar la médula hasta que se mueve de la manera inadecuada.
5. Si no sabes qué hacer y no respira y/o no tiene pulso, déjalo ahí, se supone que la ayuda ya está en camino.
6. Si hay sangrado, coge un pedazo de ropa (tu casaca, tu chalina, tu calzón de repuesto, lo que sea) y presiona. Nada más. NOOOO torniquete, aprieta fuerte no más, total, insisto, la ayuda ya debe estar en camino.
Listo, a menos que seas interno de algún hospital del estado y tengas tu caja de herramientas cargada de supplies del hospital, no puedes hacer absolutamente nada más.
Ya??? Pucha, te juro que salí de ahí más nerviosa que la señora, nunca había visto una masacre vehicular, mucho menos he estado en una, no es posible que un carro que por dentro seguía oliendo a nuevo y que barato ni cagando fue de pronto decida volar la dirección y causar un accidente que bien pudo ser peor, imagínate si en vez de árbol era otro carro o persona.
Te juro, casi saco mi cámara para mostrar la transmisión tirada a no se cuantos metros del auto que así de la nada explotó, qué peligro pues!!! Te compras un carro y al día siguiente te estrellas contra una casa o algo así. Mal, Cherokee, mal.

2 comentarios:

Damian dijo...

que buena, lgunos hubieran pasado o se hubieran quedado mirando, felzimente ustedes sabian q hacer mas o menos pero otros por ayudar a veces no lo hacen bien. Salió en la tele?

sathya dijo...

no se. vi al carro estrellarse asi que no hubo mucho tiempo para que lleguen las camaras.