lunes, 5 de abril de 2010

hombres horrorosos.

Hombres! Dime si no te ha pasado que un día has decidido ir campante por la calle como para ejercitar esos mondongos que tienes por piernas hija, que yo ya no se qué hacer, me he metido a Lain y 7 kilos no más he bajado, 7!!! de los 12 que tenía que bajar para pasar piola!!!
En fin, sales pues a caminar como quien toma aire fresco de un cigarro recién encendido, estira las patas, favorece la circulación de las piernas que pasados los 25 a todas nos martiriza y andamos con las várices hasta por el cuello y ya tú ve que más haces por la calle, la cosa es que estás contenta contigo misma y zas.... te pasa lo que me pasó a mi.
Hoy por ejemplo, habiendo podido llegar a mi casa en el carro, comodona yo, gordinflona también, con el vestido strapless que hace que se me salga el rollito ese de la axila, no te jode horrible?; bueno, pero decidí no llegar a casa en carro si no a pie.
Me bajé en Dédalo pues hija, una tienducha reeeeeeeeeeeeeeeeegia y ca-rí-si-ma-no-sa-bes; esque hay cada hermosura como cojudecita... como haciendo paréntesis te cuento pues; cuando estaba en 5to de medicina y daddy no me quería soltar un sol porque me quería tener encerrada en la torre cual Rapunzel, me dediqué a hacer aretes con variedad de diseños amiguita, pase sin compromiso, creatividad peruana que le dicen y hasta se me ocurrió pegarle brochecitos de arete a los botones esos de animalitos que usan para los vestidos de los chiquitos, una cosa así...

... jaaaaa curioso con el libro de anatomía y todo atrás, de las épocas de antaño, en fin. En este Dédalo había la misma vaina pues. Igualitito a mis aretitos de botones de bichitos de 5to de medicina que vendía a 4 lucas para pagarme las juergas. QUINCE SOLES te cobraban por la gracia!!! QUINCE SOLES!!! Todavía cuando yo los vendía por ninguna parte veía esos bichitos en las orejas de nadie o sea que en mis épocas eran originalidad pura carambas!!! De la que me perdí por no patentar no? Bueno pues, pero qué robo el precio oye, también que hay cosas bien hechas, que te cuestan el sueldo de dos meses pero lindísimo todo y si se lo regalas al jefe quedas regio eso te lo puedo asegurar.
Cierro paréntesis. Caminaba yo rumbo a mi casa, feliz de la vida, sin cigarro ni nada y libre de preocupaciones, promoviendo mi circulación y quemando grasas cuando un cholo baboso se arranca con grosería y media por la ventana de un taxi. Tenía medio cuerpo afuera de la ventana y todo, como perro con la lengua afuera disfrutando del viento de la carretera, chillando improperios que yo por supuesto no le pedí ni le insinué ni nada, es más, lo vi cuando el taxi pasó porque hasta ese momento para mi era una interpretación bastante pintoresca de los cómicos ambulantes por las calles de Barranco y conmigo no era la cosa (hasta que lo vi mirándome y aaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjj.... arcada total hija, to-tal).
Caminé más y la misma mierda de un camionero, de un cobrador de combi, de otro de micro, de un ciclista bastante mayor con abundantes canas y creo que hasta de un mocoso en patineta que casi se saca la mierda por andar de pinga-loca.
Aj, tan feliz que andaba yo por la calle haciendo circular mi sistema linfático... Te juro que no entendí nada. Con mis pantorrillas de camote, mi panza de embarazada, mi rollito ese que se sale por la axila y este tushi que se descuajeringa así me ponga licra pa' q' aguante, igualito tuve la desgracia de escuchar obscenidades chontriles definitivamente no deseadas. O a caso las carnes atraen a los choferes de micro, de combi, de taxi, de camión, alguno que otro viejo verde en bicicleta y a niños en skate-board como un lomaso atrae a un lobo hambriento? Ay ya pueeeeees...

1 comentario:

Caƒeιnomana® dijo...

Es cierto la carne llama, los hombres piden caaaaaaaaaaaarne xD..... aunke eso no justifica tanta webada de esos askerosos!