lunes, 17 de mayo de 2010

terrorismo... y yo digo lo que me da la gana ya?



Cuando estaba en el colegio no podía decir nada. Todo lo que decía era usado siempre en mi contra, las burlas seguían inexorablemente a mis palabras, nadie entendía lo que quería decir y era catalogada de hueca, de estúpida, de lorna sobre todo.
Ahora me importa tres cacahuates. Puedo levantar la cabeza y decirles a todos agarrame la pinga aunque no tenga, qué me importa.
Te cuento pues, porque este es un mundo donde prima la libertad de expresión y yo puedo decir lo que me da la regalada gana, aunque no tenga sentido, puedo pensar como me plazca y tú no puedes hacer nada al respecto, así es la vida hija, qué quieres que te diga; el otro día, reunida con unos amigos en la playa, tomando unos tragos, conversábamos sobre el día que les dieron en el corazón a los gringos, cuando les bajaron sus preciadas Torres Gemelas a los gringos, donde se murieron un montón de gringos y no gringos y un peruano que andaba ahí por pura casualidad, cuando los que se creían inmunes a los ataques terroristas bajaron las cabezas porque eran seres humanos al fin y al cabo, potencia mundial y todo.
Ese día yo estaba en la pre-Cayetano y mi profe de Biología, recibió la noticia en su celular, la leyó como si nada, dijo maaaaanya y siguió la clase. Justo tocó el timbre y salimos todos a comprar al grifo, comentando el asunto un poco incrédulos, un pata diciendo "qué, tú le has creído al profe?" porque hasta ese momento, efectivamente los EEUU eran impenetrables. Llegando al grifo, un conglomerado de curiosos andaban prendidos de la tele en CNN donde veíamos un avión estrellarse contra un edificio, así, sin ascuas, parecía película, como si en cualquier momento fuese a salir Bruce Willis en su helicóptero a rescatar a todos en el edificio y atrapar a la banda de terroristas.
No era repetición. Era la segunda torre que se venía abajo en ese preciso instante y Bruce Willis nunca apareció porque en verdad todo estaba sucediendo y live from New York. Desde ese momento se potenció a mil la seguridad nacional de los EEUU, nadie pudo entrar a un avión nunca más con una pinza para sacarse el bigotito, ni con lima de uñas de metal para quitarse el padrastro.
Ahora, ese día de la playa y los tragos, conversando sobre el atentado del 11 de Setiembre, donde hubo duelo mundial y toda la cosa, se me ocurrió comparar el asunto con Sendero Luminoso del Perú y las FARC de Colombia. Pucha, todos risa y risa. Qué demonios? Aj cállate!!! Todo utilizado en mi contra, borracha de mierda, qué mierda hablas.
Qué mierda hablo? Esta mierda te hablo, presta atención, por si tienes déficit de atención or worse. Estados Unidos sufrió un atentado espantoso, inesperado, dolorosísimo para el país y los familiares de las víctimas. Y el Perú, chola? Y cuando todos los putos días de tu vida escuchabas explotar los coches bomba a cuadras de tu jato? Cuando a diario morían de cientos a miles de peruanos civiles inocentes por atentados terroristas? Cuando nos daban en el corazón de la humanidad? O no puedo comparar las Torres Gemelas con un par de edificios de Tarata por ejemplo? No es lo mismo? No pesa igual? Ah no, sorry, las torres eran mas altas. Más gente. Un solo día, dos edificios pero más grandes, o sea más gente, más dos aviones vienen a ser... bueh! yo si me acuerdo de los apagones a diario, de los bombazos a diario, de pensar si daddy llegaría a mi casa esa noche o no.
Uy no! Esque el atentado era de peruanos contra peruanos, eso es no? No eran talibanes, no estaban de moda, no era un país contra otro país. Imposible comparar porque era una guerra interna. Pucha, bien bruta soy también, cómo se me ocurre comparar!!! Cómo se me ocurre pensar... es más como se me ocurre quejarmeeee!!!! de la importancia y ayuda y todo lo demás que recibió nuestra querida potencia mundial por su golpe al ego (con el perdón de las víctimas y sus familiares) y del abandono que sufrió nuestro país cuando estaba siendo masacrado por una banda de esquizofrénicos/mata-niños/viola-mujeres/coche-bombistas/TERRORISTAS!!! y todos nos moríamos de miedo de salir a la calle todos los días de nuestras vidas y el resto del mundo seguía viviendo feliz mientras el Perú se iba convirtiendo en un cráter más en el planeta Tierra.
Ahora si? Ya me expresé bien? O quieres pasar por aquí para burlarte? A decirme ñoña, bruta, hueca, qué mierda hablas, babosa, no sabes ni dónde estás parada, qué tiene que ver una cosa con la otra, qué comparas... bueno, si algo puedo comparar, uno fue un ataque terrorista... y lo otro... varios ataques terroristas.


tarata 1992.