domingo, 23 de mayo de 2010

aero-concierto.


A la 1:14 de la mañana, estoy esperando que caliente el agua de la terma y felizmente la migraña ya me pasó. Es que solamente a mi se me ocurre tener migraña el día del concierto de Aerosmith.
En fin, te diré que no fue la gran cosa, ah? Pucha y que ni se me venga el cargamontón de fanáticos de Aerosmith que estuvieron chillando en primera fila que de hecho se divirtieron mil y fue el mejor concierto de sus vidas, lo que es yo, llegué a La Explanada del Monumental con náuseas, cefalea, dismenorrea, daddy berrinchudo en casa, sueño y para colmo, harta expectativa.
Primero que nada el disco "Get a Grip" fue el primer disco que tuve en toda mi vida, incluso antes que el "Anthology 3" de The Beatles que fue el primer disco que realmente me gustó, colmó y extasió en toda mi vida. Bueno, el de Aerosmith me lo prestó Lorena allá por el año 1, cuando todavía me quedaba hoooooras mirando cómo se formaban arcoiris en la parte de atrás de los CDs, coleccionaba hasta los que le regalaban a daddy y daddy tiraba porque le parecían odiosos (ejm: Baladas de Luis Miguel) solo por el hecho de tenerlos en la repisa, me jactaba de tenerlos y etc. Y ahí se quedó (y para siempre) el "Get a Grip" hasta que supe que la música también era buena e interesante y comencé a escucharlo en serio. Ahí fue que comenzó a gustarme la banda. Pero bueh, el proceso puber-adolescente ya había quedado marcado con esas canciones.
Hoy los vi, y como dije llegué a duras penas pero llena de nostalgia y expectativas positivas. Iba a haber pasarela, según El Comerio y quote: "escenario de Aerosmith contará con el equipo más grande de iluminación jamás montado en el Perú", serían solo un par de canciones desconocidas y ya, el set-list aseguraba Dude (looks like a lady) y Hole in my Soul, báaaaaaaaaaaaaaaaaasicas, pero las desconocidas resultaron siendo varias; eso si, las maracas estuvieron divertidas, ya podrás ver los videos en youtube más adelante porque te diré que no saqué mi cámara ni por casualidad.
Definitivamente esperaba más. Además que no esperaba que tanta luz me generara migraña con náuseas, ni que la tribuna sea taaaaaan lejos, ni que el asiento sea taaaaaan delgadito, ni que no tuviera espaldar que si supieras los calambres con los que salí, ni que se me adormeciera hasta el último nervio cutáneo sobre la superficie de mis nalgas, ni que mi zona fuera la zona loser donde nadie cantaba ni se paraba ni bailaba ni aplaudia ni nada, parecía que todos tenían migraña y dismenorrea y dolor de nalgas y querían que todo termine rápido.
Aerosmith tocó media hora tarde y tocó una hora y media que se me hizo eterna. Tocó canciones de las buenas, eso si, las disfruté pensando en cuando comía canchita con Lorena saltando sobre la cama en mi casa y yo tenía prohibido tocar el equipo de sonido de mi papá pero igual lo hacía, jeje. Disfruté horrores Dream On, canción que conocí por Ronnie James Dio, quien murió la semana pasada por un cáncer estomacal aparentemente muy agresivo. Este patín, además de haber tocado con Black Sabbath, era de los grandes y les hizo EL cover a los pastrulines estos de Aerosmith. Y Steven?... cero, cantó a su manera, porque a fin de cuentas es SU canción y está en su derecho pero ni mención del pobre Dio que era tan buen músico y murió hace tan poco y tocaba tan bien ese cover... pucha qué desespción.
Su show fue medio divertido... para quien podía tocar y ver porque las pantallas déjame decirte, eran más chiquitas que los espejos que uso para quitarme el bigotito con pinza. Además que el escenario era minúsculo comparado con algunos otros que he visto... como el de Iron Maiden, por ejemplo. Pero mejor no señalar nombres, la mayoría de conciertos han sido de puta madre en este país, solo que esté se pintaba como eeeeeeeeeeeeel concierto del año y hasta ahora no veo cómo le puede llegar a los talones a Metallica. También pues, a Metallica los vistes de mujer y los pones a cantar en la via púbilca y te hacen un conciertaso, lo se porque lo soñe, tal cual te lo estoy contando.
Eeeeeeeeeeen fin. Realmente esperaba más, mucho mucho mas. Sobre todo con tanto sacrificio de estar en la zona loser y ni siquera poder aprovechar las canciones para echarme mi bailecito y bajar unos gramos. Con las justas aplaudían, y eso de estar sentada sin espaldar muerta de miedo porque no vaya a ser que ahorita patee al de adelante que es un pata grandaso y me puede pegar... además que con tanta luz se me potenció toda la migraña y salí con unas náuseas que ya quisieran las bulímicas... bueh, como te digo esperaba mucho mucho más.
He ido a varios conciertos sin esperar mucho y he salido saltando en un pie (Cranberries, Killers, Dream Theater, Oasis) y bueno, he ido a varios otros donde he esperado todo y me han dado MAS... (Iron Maiden, Metallica, Roger Waters)... pero no, no voy a mencionar nombres (je je je).
Bueno, mis conclusiones son:
  1. todo lo soñé y fue el mejor concierto de la historia.
  2. mi fanatismo por Aerosmith quedó estancado en mis 13 años.
  3. fue EL concierto pero para los que estaban adelantito, pegados a la pasarela y para nadie más.
De todas estas me voy por la tres. No me quejo del concierto, al fin y al cabo vi a Aerosmith en vivo, es una buena banda. Más bien me llega un poco a la teta que hayan hecho taaaaaanta alharaca para un espectáculo que me tuvo un buen rato sentada en mi tribuna, con dolor de espalda y de glúteo, pensando en qué escribir en mi post.
Aunque déjame decirte, a veces siento pena de no sentir tanta pasión por algo... ahora que lo pienso por nada... o sea nada de nada... asu... i'm a heartless bitch!!! Bueh, shit happens, la wevada es que el concierto estuvo ahí no más, y hoy he amanecido resfriada. Not worth it.

1 comentario:

Francisca dijo...

yo tb he estado fatal muchas veces antes de un concierto, pero resulta ser tan bueno, que todos los malestares se pasan al estar allí :D
Saludos!
Fran