martes, 24 de agosto de 2010

encuentros cercanos del tipo que quieras llamarlo.




Hoy llegué a la clínica bien campante. Me puse mi mandil, salí a dar un par de vueltas para ver que todos los pacientes sean atendidos a tiempo y una "familiar" de un paciente me presenta una revista. Creí que me la quería vender y ya le iba a decir "no gracias" cuando me dice que son enseñanzas de los testigos de jehova
Como mecanismo de defensa inmediatamente alejé la mano, como si me estuvieran entregando vidrios rotos, seguido un "no gracias" y media vuelta para no saber más del asunto.
Ya en mi oficina me arrepentí. Qué daño puede hacerme, he escuchado a cientos de personas odiar a los TJ, que te levantan a las 7 am de un domingo por eso de tener que ir tocando puertas para predicar, que son unos enfermos mentales, esquizofrénicos casi, dificilísimos de quitar de encima. 
A mi nunca me ha tocado nada de eso, así que volví donde la señora y le dije que cambié de opinión y le recibí su revista que no quemaba ni cortaba ni nada. Entré a mi oficina y le eché un vistaso. Si bien cada cierto número de párrafos citaban a la biblia, casi todo se trataba de consejos para mantener una relación sentimental sana, de cómo sobrevivir si uno ha perdido el empleo, cómo ahorrar, cómo lidiar con problemas mundanos. 
Solo le di una hojeada porque tenía que hacer varias cosas y salí a devolvérselo a la señora. Me dijo que me lo quede, le agradecí pero no gracias, señora; me sacó otra revistita que te daba consejos sobre como manejar el stress, todo esto sin costo, eh?
No gracias, nuevamente, pero la invité a pasar a mi oficina, me picó la curiosidad de saber qué es lo que dicen estas personas cuando "predican", si son tan antipáticos como me habían contado. 
Hizo su introducción diciendo que la presencia de dios en nuestras vidas es necesaria, es la fuerza que nos permite seguir adelante (yo le llamo justamente eso, la fuerza que nos permite seguir adelante, sería muy soberbio de mi parte pensar que yo tengo el máximo poder... "algo" debe impulsarnos a vivir, digo yo, así sea simple y gratuita energía).
Me comentó que el fin se acercaba, el armagedón, que todos aquellos que siguieran "las enseñanzas" serían salvados... algo así como cuando "dios" envió la muerte sobre todos los primogénitos de Egipto, protegiendo solamente a aquellos que creían en su palabra. "Los Diez Mandamientos" es mi película favorita de semana santa, je. Claro que ella lo pintó un poco más bizarro, algo de un ave gigante que los protegería con sus alas, que ellos serían los únicos salvados. 
Parecía que no tenía su discurso preparado, o en todo caso se sentía medio intimidada desde que le dije que no creía en dios, pero de todas formas siguió. Me aconsejó leer la biblia, que ahí estaba la respuesta para todas mis preguntas. 
Le pregunté luego sobre lo de las transfusiones de sangre, que es básicamente lo primero que piensas cuando te dicen testigo de jehova; la señora me explicó que "en la biblia dice" que la sangre está contaminada, que Jesús ordena no consumir sangre, por ahí hace mucho tiempo alguien me dijo que la sangre contenía al espíritu o algo así, supongo que tiene que ver con eso (sorry, soy ignorante al respecto). 
Además me habló de los "sustitutos de la sangre" que todos sabemos que no es lo mismo que un paquete globular común y corriente que pides ahí en banco de sangre en el hospital, pero en fin, hasta cierto punto podría salvar vidas. Pero y antes? "Antes" ya me la presentó como la fanática religiosa que esperaba que fuera: "antes era lo que jehova disponga". 
Fue corta la entrevista, se tenía que ir la señora, pero fue muy amable, me explicó lo que quería saber, me dio su punto de vista. Y ese punto de vista lo interpreto como la necesidad de sentirse protegida. Esa fe que ella tiene la protege contra muchas cosas, le ayuda a aceptar muchas otras y como ella misma me dijo: me siento en el deber de enseñar a los demás para que también estén protegidos, no es justo que solo por no saber lo pierdan todo.

Una discusión interesante, voluntaria también, si bien estos grupos de personas tienen pensamientos de cierta manera absurdos, son felices y se sienten seguros. Merecen respeto sobre todo y que la gente no raje hasta al menos haber primero tenido un encuentro cercano (de casi 3er tipo) con uno de estos individuos. De ahí ya puedes sacar tus propias conclusiones, como yo.

11 comentarios:

Cesarolo dijo...

¿Sabías que la Atalaya (el librito al que haces referencia) que es el principal medio de reclutamiento y enseñanza es la revista con más tiraje a nivel mundial?
Interesante no???
Hay un estigma gigante en los testigos, en especial porque es domingo a las 8 am, estás descansando y juácate, el timbre de tu jato... en fin. Lo más interesante es la forma en cómo lo presentas, qué chévere, en serio.

Giuliana Llamoja dijo...

Hola como estas. Contesté al comentario que hiciste en mi blog en una nueva entrada. Deberías leerla. Espero sea de tu agrado y sigas comentando en mi blog. Saludos.

- xTn! - dijo...

Has tenido suerte. El nivel de persuasión de algunos predicadores llega ha ser bastante molesto. Mi primer contacto fue a los 10 años estando solo en casa. Obviamente no tuvieron reparo en comenzar su lavado cerebral conmigo... hasta que llego mi abuela (fanatica católica de la época precolombina) y las puteó, para luego soltarles al perro.

AL margen de eso, siempre es un gusto conversar de temas como religión y política con gente que tiene la mente abierta a nuevas ideas sin faltar el respeto a las creencias de los demas. Btw, soy "apateísta" así que mi cerebro aun esta intacto, felizmente.

* El tropicólogo * dijo...

Hola! ^^

Fácil que te dieron un Despertad, ahí es donde te dan consejos sobre el estrés, la depresión, etc. En la Atalaya (que es la verdadera revista que usan en sus reuniones) la cuestión es mucho más centrada en la religión ^^

Bueno, yo los respeto, mi problema no es con ellos, sino con sus enseñanzas, las cuales las veo tan absurdas como absurdo y condenado ven ellos a las demás religiones.

Saludos :D

El Tunche dijo...

Yo soy bastante tolerante siempre y cuando estos ¨dementes¨ religiosos no afecten la vida de terceros.
Si se quieren morir en vez de recibir transfusiones, bien por ellos. Pero que impidan que un niño, que en ningún momento decidió ser sellado como ganado en el nombre de algun culto/religion/grupo, reciba transfusiones a costa de su vida es inmoral.
Y me ha pasado un par de veces.

Hay que tolerar lo tolerable, y ni un poco mas.

saludos

Jesus dijo...

Hola, Interesante este Post, yo siempre que tocan mi puerta trato de ser amables con ellos, pues como dices ellos tienen sus creencias y aunque no las compartimos sabemos que a ellos si los hacen felices.
Hay que ser tolerantes no somos iguales, pero no digamos que ellos son los raros, quizas nosotros lo somos.
Saludos

Doctor Mundano dijo...

No se trata de raros o no raros. para mi todos somos raros. pero yo no ando tratando de diseminar mi ¨rareza¨ invadiendo el espacio y la pluralidad de las ¨rarezas¨ ajenas.
Pero bueno, felizmente vivo en edificio.

Mu.- dijo...

Interesante. En mi lugar, probablemente solo hubiera agarrado el librito y gracias, no se moleste. Siempre es bueno saber sobre otras religiones. Es cultura general!

Giuliana Llamoja dijo...

Para mí querida Sathya: Oye por que haces caso a ese anónimo que ni siquiera tiene el valor de registrarse y dar la cara. Hay muchos imbéciles en este blog como él que desde el anonimato dicen desde cualquier tontería hasta palabras soeces. Por que le haces caso a ese idiota. Si yo me molestara e hiciera caso a tantos anónimos bestias como él me estaría peleando con un montón de gente en este blog. Mejor date cuenta que tú estas por encima de él y no le hagas caso a ese escroto encogido. Saludos y si deseas estas invitada a seguir comentando. Una sugerencia: Sería conveniente que a tu prima la estés vigilando por que las personas bipolares algunas veces están muy contentas (maniacas) y luego en cualquier momento se entristecen (deprimen) de tal manera que pueden llegar desde agredir a sus familiares hasta matarse.
Otra cosa Sathya gracias por tus comentarios sobre mí personalidad y estado mental que pueden ser posiblemente acertados. La verdad es que algunas veces yo me siento bien, capaz de salir y dejar el hoyo como despertando de un sueño creyendo que soy normal pero siempre hay alguien que me recuerda que soy una psicópata desalmada. Puedo ser una psicópata desalmada (ojala que no sea así) pero no me considero ni antisocial ni borderline. Saludos.

Autumn Shade dijo...

Al menos esa señora fue amable, pero hay unos que parecen nazis.

Hector dijo...

No se si se debe creer en los testigos de Jheova, la verdad que los siento un poco fundamentalistas.
Pero el problema de los testigos de Jheova es que tienen un modo muy invasivo para reclutar personas y aveces molestan. Muak!