martes, 23 de noviembre de 2010

donación obligatoria.

Me ocurrió la cosa más bizarra... había salido de mi oficina para pedir que me compren una Coca Cola (light, of course) cuando un señor de aspecto extraño me detiene y me dice en tono algo presuroso y con cierto fastidio: señorita, podría llamar al Dr. N por favor?
Yo dije la cagada, un paciente estresado por esperar 5 minutos hasta que empiece la consulta, papá estaba descansando y hasta creo que ya lo habían mandado llamar y sigue: usted es médico? usted es la hija del Dr.? Le dije que si a todo pero con cara de incredulidad y más fastidio que él, demasiado aventado el señor, nerviosito además, me cayó espeso desde el comienzo.
Me dice que si puede hablar conmigo y se presenta como el padre no se cuantitos de no se cual congregación. Ya lo de padrecito me tranquilizó un poco, pero igualito, una nunca sabe, me insiste en hablar y lo jalo a un lado para que diga lo que miércoles quería decir. Me dice que no, que en privado, repitiendo constantemente dos frases: no se trata de donaciones y la puedo molestar un ratito?
Para empezar que ni se me había ocurrido que fuera a hablarme de donaciones, sobre todo a mi que no tengo dónde caerme muerta, pero insistía tanto en la sala de espera y frente a los pacientes que lo tuve que meter al consultorio para que se me relaje un poco que para serte sincera, ya me estaba llegando al pincho.
Ni bien entra al consultorio sigue con el asunto de no se trata de donaciones y yo con cara de que-alguien-me-salve y ya-apúrate-mierda... bueno... se arranca con la historia de que todos los años su congregación compra muletas y sillas de rueda para no se quiénes y que ellos no tienen plata y que Chile les dona cajas grandes de pasas "sin pepa" (aclarando este aspecto una y otra vez) para que ellos vendan y así reúnan dinero para las compras. Me saca tres paquetitos de pasas y me las entrega alegando que están bendecidas y a mi qué chucha me importa y sigue con el cuento de que no son donaciones y que las pasas no tienen pepa.
Primero que nada, a mi no me gustan las pasas. Las odio, siempre se las quito al panetón, el mundo sería maravilloso sin la existencia de pasas. Y lo que viene a ofrecerme este hombrecito son justamente pasas. Viene exigiendo que se le atienda ipso facto y jurando por el santísimo que no quiere donaciones y a la larga, todo se trataba de vender pasas a toda costa. Pasas pues!
O sea, encima que me pone nerviosa por aventado, encima que habla fuertaso y frente a todos los pacientes, encima de que me exige levantar a papá de su siesta, me ofrece pasas. Y bien difícil decirle que no porque pareciera que vive molesto el señor, apurado y nervioso, te lleva a pensar que si le dices que no es capaz de echarte una maldición o algo por el estilo. Conchudo el padrecito.

martes, 2 de noviembre de 2010

vargas llosa y la literatura.

Me parece pajísima que Mario Vargas Llosa, alguna vez candidato a la presidencia del Perú, haya ganado el Premio Nobel a la Literatura. Aunque francamente yo hubiese preferido de lejos a Alfredo Bryce Echenique, pero ya ves que la gente no me escucha, qué pena.
He leído varias novelas de este caballero, después de salir del cole (que dentro no te leía ni cuentos) y verdaderamente es un ser dotado de inteligencia literaria, para qué negarlo, pero pucha, que salga su nuevo libro y todo Lima vaya a comprarlo? Y a 69 lucas encima??? Qué está bañado en oro o qué cosa...
De verdad que no lo quiero maletear pero es que odio este tipo de "modas" que se arman cuando algún peruano es reconocido. O cuando algo se hace más famoso de lo que ya es... como El Código DaVinci por ejemplo, a Dan Brown solo lo conocía su mamá hasta que salió este libro, siendo Angeles y Demonios bastante más interesante (además de ser la primera novela de la serie)... aunque igualito le llegó su fama cuando salió la película. La típica del niño muerto: no he leído el libro pero he visto la película.
Uffff... peor todavía con la saga de Crepúsculo, puaj, le quitó la magnificencia a todos los vampiros de la historia, o sea con decirte que vi en el cine la primera y no quise ver más nunca más. Vampiros que brillan con la luz del sol, hazme el favor.

dale click para ver la foto más grande.

Y así pues, te pongo otros ejemplos como Paulo Coelho, ay Coelho, coello que le dicen, has leído uno los has leído todos. Algo así como que te la quieres dar de culto y lees un montón de libros igualitos y que son facilísimos de leer además. Aunque bueno ya, El Señor de los Anillos yo no lo conocía ni de la esquina del barrio hasta que salió la película, debo admitir, pero apenas salió tooooodo el mundo se puso a leer el libro. Te apuesto que te lo compraste, original y toda la cosa y al final leíste hasta la página 39 no más.
O Harry Potter, que yo solamente veo las películas porque es un cuento para niños, qué quieres que haga, que me lea los 7 libros como si no tuviese cosas más importantes en las cuales concentrarme? Además esos mocosos que interpretan a la pandilla de Harry (jaaaa la pandilla de Harry pues!!! Qué éxito como título!!!) como que te llenan, como que te jalan, como que ya te acostumbraste a verlos crecer pues y encima te hacen esperar un año para volverlos a ver... a mi me da como nostalgia, fíjate, apenas salgo del cine ya los extraño (pero se me pasa para la mañana siguiente o sea que normal).
Pero ya, la wevada es que el Perú entero ahora es fan número uno de Mario Vargas Llosa y te apuesto que jamás leyeron La Ciudad y los Perros o La Tía Julia y el Escribidor. Hace raaaato era, cholita, este pata escribe muy bien desde hace tiempo, no desde que le entregaron el Premio Nobel a la Literatura. Y te repito que yo habría elegido a Bryce Echenique sin pensarlo dos veces, aunque últimamente y al igual que Vargas Llosa, medio que ya no sabe qué escribir, ya hasta se pone aburrido el tema, casi todo lo igualito a lo anterior (claro que no hay punto de comparación con Un Mundo para Julius que me la he leído como 15 veces y sin exagerar).
Salvan estos dos hombres la distinción con Coelho y esa gente porque han escrito mucho muy buenas obras en el pasado, o sea que si escriben caca y tu pagas 70 lucas es porque te uniste al rebaño pues hija, qué quieres que haga si lees solo cuando se pone de moda.

lunes, 1 de noviembre de 2010

la novicia REBELDE.

De hecho The Sound of Music no es la película que esperas ver en halloween, pero es la película favorita de papá y yo soy recontra lorna o sea que no me disfrazo de coneja puta, Blanca Nieves puta, Caperucita Roja puta, gata puta, bruja puta, jugadora de fútbol puta ni siquiera de puta, nada; me quedo en mi casa, en pijama porque soy recontra lorna.
Hoy ha sido la 214558943ésima vez que he visto The Sound of Music y creerás que no me canso? Contando desde cuando era niña, un día papá grabó la película del canal 2, muchísimo antes de ser Frecuencia Latina y en VHS y casi todos los fines de semana que veíamos una película juntos, pese a mi gigantesca colección de videos de Disney, papá siempre quería ver The Sound of Music.
La vi tanto tanto, que cuando la vuelvo a ver conozco el diálogo, en inglés y en español, se qué van a decir, me adelanto a cada escena, me conmueve el waltz austriaco que bailan Maria y el Capitán Von Trapp, canto todas las canciones, TODAS. Aún cuando no veo la película, un par por lo menos están siempre en mis listas.
Te juro, tan pegada estoy a esta película que si el próximo halloween en caso salgo, iré disfrazada de María en la escena de The Hills are Alive y voy a dar vueltas y vueltas imaginando que las luces son nubes, las botellas nevados y el trago derramado en el suelo, pasto de Los Alpes. Voy a ser María; María Von Trapp, si señor.
Y es casi a diario que me escucho: en la ducha, mientras me cambio, mientras estudio, mientras camino, mientras cocino, mientras veo una película de vampiros, mientras leo un libro... sol do la fa mi do re... Ay y para qué te cuento la de when the dog bites - when the bee stings - when i'm feeling saaaaaad.... más sad me pongo porque encima de todo se me viene una nostalgia...
Definitivamente no estoy a favor que las películas de pronto paren la actuación para comenzar a cantar y bailar, pero si voy a ver un musical en mi vida en el que no voy a adelantar todas las canciones para ver nada más el contenido de la historia, pucha, The Sound of Music, caballero.




PD: lo rojito era un link para lo que dice justamente, no seas bruto, ya?