jueves, 14 de marzo de 2013

no te quiero, mosco.

Ayer me eché a dormir porque ya pues... es de noche, una cierra los ojos, tiene sueño, respira... knock out. Lo normal.
Lo anormal: los zancudos nos odian y no descansarán hasta que el último ser humano sobre la Tierra muera de insomnio. NO LO HARAN TE DIGO!!!
Le metes su pastillita a la cajita del Vape, te cubres de repelente, te asfixias con Raid-zancudos... mueren neuronas, mueren células sanas, mueren hasta los ácaros que están en tu almohada desde que naciste porque seguro nunca la has lavado, cochino!!! pero mr. zancudou sonríe y apunta a la oreja (a MI oreja), la que no está tapada con la sábana porque el Perú se está derritiendo y es imposible usar más ropa que la mínima indispensable.
Zancudo. Patilargo, aletero, trompudo, zancudo malo, feo, puaj, wacatelas.
Odio a los zancudos. Los odio.
Aquí un resumen de las últimas 4 noches, hecho por mi.




DALE CLICK PARA QUE SE HAGA GRANDE.

1 comentario:

Alexander Strauffon dijo...

Los malditos bichos son un problema en verdad.

También he tenido que usar varios remedios.