martes, 16 de abril de 2013

Elva.

Ayer escuché una frase que me gustó y la compartí en Facebook y decía:
"there's some people we can't live without. but have to let go."
Me vino totalmente a la cabeza mi mamá. Elva por supuesto, con la que viví 14 años. Así que compartiendo mi sentimiento subí su foto titulada con la frase que te digo.



16 personas le pusieron "like" casi inmediatamente pero lo que me encantó y me ha hecho feliz, es que de esas 16, por lo menos 10 han puesto like no porque me veo tierna de bebé, ni porque se ve recontra-vintage la foto, ni porque la frase está buena. 10 habrán puesto like porque la recordaron con el amor que la recordé yo ayer.
Elva fue una persona que dejó huella en quienes la conocieron, más en mi que en otra persona, claro está y definitivamente está bien merecido un lugar en la memoria de todos esos otros que tuvieron el honor de conocerla.
Elva siempre sonreía, por más mal que se sintiera, a pesar de las taquicardias, de la "falta de aire", del dolor de piernas y de pecho, del cansancio. Siempre sonreía, Elva. Siempre era amable con todos, hasta con quienes no la trataban bien. Y olvídate, perdonaba hasta lo imperdonable, tu me disculparás, mami, pero hasta te dejabas agarrar de cojuda justamente por eso.
Sus bromas a veces no daban risa, pero pucha, las contaba con un carisma que te cagabas de risa con ella una semana si era necesario. Era una coqueta, se hacía la que no le importaba mucho el físico pero había que verla cuando se vestía para una reunión "Sathya maquíllame", aunque no se si por darme esa clase de importancia cuando yo tenía 7 años o porque realmente no era muy hábil para el maquillaje.
Y nos enseñaba cosas cada que podía, hasta de comer un pan podía sacar algo positivo e importante. Y jamás jamás jamáaaaas pensó en ella antes que en otro. Es más, se dejaba agarrar de cojuda justo por eso, no te digo? Pero qué impooooorta!!!! Mira la huella que ha dejado. Si te contara todo lo que recuerdo de ella se me acaba la memoria de la máquina y hasta se me acaban las lágrimas, te lo juro.
Hoy no es un día especial, ayer tampoco, cuando publiqué su foto. Lo que pasa es que ella siempre está presente en mis pensamientos. Mejor dicho, ella siempre está conmigo, como prometió. Por eso lo comparto (la comparto a ella más bien) contigo.





----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cabe recalcar: Elva no fue mi abuela. Fue mi mamá. Best ever!!!

2 comentarios:

Gary Rivera dijo...

Mi abuela falleció el 2010 y siento que siempre me acompaña. Qué bonito ver que te identificas con ella. Un día leí que las abuelas nos quieren más que nuestros padres!! Qué extraña entrada! Hoy no te has quejado de nada! jajaaja

Miss Congeniality (Temporary Insanity) ღ dijo...

qué lindas fotos con tu mami!
Por cierto, la confusión podría darse por cómo la llamas, así es usualmente para la abuela :)
A pesar de que las personas ya no estén físicamente con nosotros, siempre se quedan.
Fuerza!