lunes, 23 de marzo de 2015

pena de muerte.

Me alteran un poco las discusiones sobre la pena de muerte. Hoy vi un artículo sobre un nuevo método para ejecutar criminales: este.
No se a qué nivel funciona,  lo que si dice es que es eficaz y sobre todo barato (y no malogra el medio ambiente (: ), nada más que ese no es el tema de hoy.
El tema es que ya salió algún cacaseno ignorante defensor de los "derechos humanos" (si, entre comillas) alegando que, además de que ejecutar reos es "inhumano", no se sabe exactamente qué efecto tiene el nitrógeno diatómico en los seres humanos y que pobrecitos, puede ser que sufran.
No creas que soy una mente perversa que quiere ver morir a la gente bajo tortura y durante largas horas de agonía, no, no. Nada más que éstos no son "gente". En mi humilde opinión, cuando un ser humano viola los derechos humanos de otro, automáticamente pierde los suyos. Así de simple.
Todos los días me encuentro con historias tipo: una pareja gay adoptó un niño y lo violó desde los 2 hasta los 6 años para vender pornografía y no sólo eso, lo prostituyó además; o un loco de mierda degolló a su esposa porque no le preparó la cena como a él le gusta. Explícame por favor en qué mundo estos engendros pueden ser considerados seres humanos? Bien bonito salen los idiotas estos de la Comisión de Derechos Humanos a defender lo indefendible, pero a ver pues, que al tipo este que ya empezó a meterle trabas a la justicia le violen a su hija, o a ver que maten a su mamá para robarle 50 lucas, o a ver que torturen a su esposa mientras le obligan a mirar sólo porque eso les divierte. A ver pues, a ver.
Para un violador por ejemplo, un castigo como la inyección letal (que ya se han puesto a pitear porque a veces no es rápidamente efectiva y las pobres "criaturas" agonizan durante horas) me parece un premio. Que puede que no se muera hasta dos horas después? Ay pobre! O sea que a los malparidos estos hay que hacerlos dormir de lo más cómodos para que no sientan nada...
Sabes qué merecerían? Como en ese video que vi el otro día, de una propuesta para un castigo ejemplar a los violadores de la India (link), que de pronto el idiota ese despierte en una clínica sin pene... nada más que para mi sería mejor que no hayan utilizado anestesia y que el proceso sea muuuuy lento. Yo le haría algo como el gordo negro de Pulp Fiction, luego que lo violaron, te acuerdas?, que cogió un rifle y le disparó en los huevos y se quedó ahí parado mirándolo pacientemente las horas que se demoró en morir desangrado, aullando de dolor y desesperación. No, muy poca cosa.
Fácil como a Theon Greyjoy, el de Game of Thrones, que lo meten a un calabozo y lo empiezan a mutilar de a poquitos, matándolo de hambre y sed, solo que sin matarlo de a de veras porque los pendejos estos le daban lo mínimo indispensable para mantenerlo con vida bañado en su propio excremento, y que también le cortan el pene por supuesto (y se lo mandan después a la familia) sin el más mínimo reparo respecto al trauma psicológico y el dolor físico extremo que debe haber sufrido. Ah, pa' qué es hijo de puta pues, ahí está, bien hecho.
Me indigna horrible la gente de la Comisión de Derechos Humanos, me parece que a ellos más bien deberían aplicarles la pena de muerte con su agujita con agua bendita "para que no sufran" ya pues, porque en realidad son una sarta de burócratas asquerosos que buscan solo el poder y si viene Mefistófeles y les ofrece un Chirrín Chirrión, firman contrato y empeñan su alma sin pensarlo dos veces. Así son pues, así son. Gente sin escrúpulos, capaz de encarcelar a soldados valientes que arriesgan su vida para combatir el terrorismo, porque pucha, se bajaron a toda una banda de terrucos y los pobres estaban desprevenidos, ay no qué pena.
Aquí unas cuantas fotitos de algunos seres que esta gentusa de mierda se pasa la vida defendiendo:


Ian Brady y Myra Hindley. Violaron y mataron a 5 niños.


Donald Henry Gaskins. Torturó y mató a más de 80 personas. 


Pedro Aroni Bautista. Violó a su nieta desde los 12 hasta los 14 años. 


Mark Newton y Peter Truon. Violaron a su hijo adoptivo desde los 2 hasta los 6 años.
Lo prostituyeron y le hicieron creer que ese comportamiento era normal. 

Y esto solo por citar algunos casos. Dime, no es para echarlos a un calabozo y alimentar a tu perro con ellos lentamente durante un año mínimo... puta qué asco.

miércoles, 18 de febrero de 2015

inconscientes.

Mi casa colinda con una casa de retiro de los curas de no se dónde. La entrada a esa casa está a la vuelta de la manzana, o sea, tengo que salir de mi casa y caminar media cuadra segura y media cuadra insegura por la avenida para llegar al timbre. Mi ventana da justo al tremendo jardín que se manejan los condenados que no se de dónde sacan tanta plata a ver dime tú. 
Todos los años, estos señores hacen un simposio, congreso, curso de capacitación, ve tú a saber, pero congrega a cristianos y/o católicos de todas las regiones del Perú y dialogan acerca de temas importantes en las comunidades más abandonadas del país. Buena onda. 
Todos los años también, que el toldo es armado justito pegado a la pared de mi casa y justito debajo de mi ventana, el primer viernes en la noche, luego de hablar a gritos y cagarse de risa todo el día, se hacinan varios a pegar cartelitos y decorar la escena a eso de las 2 de la mañana, conversando como quien pasea en el Puente de los Suspiros en San Valentín, o sea hablando bien fuerte para que se escuche por encima del murmullo de toda la gente. Ahora con la tecnología, no falta el que pone su playlist de "huaynos candentes" y levanta aun más la voz al hablar. 2 de la mañana pues! Pasó este viernes y yo bien educada y bien frustrada también, abrí mi persiana y les dije, con voz enérgica pero no gritando: "disculpen, creen que puedan bajar un poco la voz? son las 2 de la mañana. gracias". Yo se que es viernes, pero a mi qué chucha que sea viernes si chambeo todos los días y justo el viernes por fin puedo descansar. Se quedaron mudos, nadie dijo "disculpe", nadie dijo "ya". Mudos. Reanudaron a los 10 minutos. Esperé 10 más y más enérgica, pero aún sin gritar, abrí la persiana y dije: "ya en serio, pueden bajar la voz?". Nadie se calló, todos siguieron en las mismas. 
Ah no, me paré, me cambié, caminé mi media cuadra segura, me lancé a la avenida insegura a las 2 de la mañana y llegué al timbre y lo toqué como descosida, apuntando a la vez el número de la jato que era lo que me interesaba porque cómo llamo a Serenazgo si no se la dirección de dónde tienen que ir para callar a los escandalosos. Voz enérgica nuevamente, no gritos (porque qué ordinaria), pero si le dejé bien clara la orden al patín que me contestó la puerta desde el intercomunicador (porque estos jamás te dan la cara) que más les vale que se callen todos ipso facto. Dicho esto y apuntado el número regresé a mi casa y me eché a dormir. Las voces cedieron. Por supuesto que me levantaron al día siguiente a eso de las 7:20 de la mañana (en sábado pues!) pero ya qué hacemos. Comenzaron a meter su bulla infernal de comunidad cristiana (o católica, no se) hacia las 9 de la mañana, que ya, normal, yo puse música y me olvidé de su existencia. 
Sábado llegué a mi casa tipo a las 2 de la mañana esperando encontrar un escándalo padre al lado pero nada, grillos y olas de mar no más, me eché a dormir y al día siguiente ningún ruido me despertó. Dije: "ha terminado".
Little did i know que este era solo el comienzo. 
Lunes 11 pm: voces en el patio. Me dije, no puede ser tan difícil, les digo que vayan a conversar un poco más allá y listo, total su jardín es grandazo y tan burros no van a ser como para no darse cuenta de lo lógico que es moverse un toque más allá y continuar con la cháchara, si o no? 20 minutos no más toleré el hecho de que alguien haya dicho "música maestro"y haya puesto haynos a las 11:20 de la noche un lunes debajo de mi ventana y que luego se haya puesto a zapatear. Menos mal era música de celular no más así que gran estruendo tampoco era, pero si harta bulla de los que bailaban y armaban su coreografía para lo que yo pensaba, sería el cierre del fin de semana siguiente. Ya no me dio para dar la vuelta a la manzana, no me dio para salir a gritar a la ventana. Me dio para llamar al 103, pedir el número de Serenazgo de Barranco por favor y llamar directamente a pedir que vayan a fusilar, perdón, a pedir que guarden silencio los inconscientes de al lado que no me dejan dormir. 
A las 11:40 pm se hizo el silencio y me quedé jato. Era lunes pues maldita sea!!! Como si el hecho de que sea lunes no fuese suficiente. 
Hoy, martes, he llegado a mi casa a las 10:40 pm luego de estar chambeando todo el día. En la puerta de mi casa escuchaba gritos y aplausos pero dije ni cagando, será una reu afuera, en la calle. Entré a mi cuarto y era más o menos como estar en la primera fila de un concierto de Corazón Serrano en su máximo apogeo. Música a todo volumen, gritos, zapateo, risas y un largo etcétera de cosas que si no me sacaron de quicio fue porque su dios es grande. Bueno, eran las 10:45 pm, tan tarde tampoco. Me he echado en mi cama con la firme determinación de darles hasta las 11:30 pm y les mando a Serenazgo, a la Policía Nacional del Perú, a la Guardia Nacional si es necesario para que carajo cierren la boca estos inconscientes. 
Quién chucha arma una juerga en un espacio abierto, rodeado de edificios y casas en día de semana!!! Los vengo maldiciendo desde el viernes y no se mueren, qué está pasando con el mundo! Digo, si ayer Serenazgo les ha tocado la puerta y les ha dicho carajo cállense, hoy meten bulla a esta hora también? Qué y mañana también? Qué esperan una denuncia? Un sicario? Una bomba? 
Y así es como estos seres hablan del amor al prójimo con micrófono y todo en sus reuniones del día. Para cerrar la noche matándome de la cólera. Traicióooooon!!!  
Aquí te dejo con una foto representativa de los últimos 4 días: 

 

martes, 13 de enero de 2015

parásitos.



Andaba feliz por la vida luego de un día maravilloso lleno de aventuras... cuando viene JJ a contarme una historia que me ha hecho renegar feo feo feo.
En camino a su casa, en la avenida Mariscal Castilla, se encontró con un taxi negro estacionado, para variar, en la mitad de la pista, como la gran mayoría de su especie que se zurran en las necesidades de los demás o son brutos o las dos cosas y se toman todo el tiempo que a ti no te sobra en levantarse una carrerita señito. En eso dos energúmenos cruzan la pista corriendo y se suben al carro. Adelante de ese taxi había otro, uno rojo, cerrándole el paso y a su izquierda se detuvo otro carro, cerrándole más el paso todavía. No pasó mucho tiempo cuando el carro de la izquierda se mariconeó, habrá pensado este no es mi problema, tanta maldad en el mundo, qué de bueno puedo hacer yo y avanzó. El taxi negro partió a la carrera quemando llanta y todo, dejando a las chicas que iban en el taxi rojo gritando "maricóoooon no ves que están asaltando a esa chica?".
JJ no llegó a ver el asalto, nada más al par de sátrapas correr al carro para huir de su fechoría y finalmente, lograr huir de su fechoría; impotencia por montones de no poder hacer nada. La culpa sería del carro de la izquierda que se movió? No creo, quedarse ahí tampoco hacía mucho por mucho rato, quién sabe si uno de los malnacidos esos tenían una tola o qué se yo y se lo bajaban por dárselas de héroe.
Así pasa en todos lados, ya no puedes salir a la calle tranquila, no te puedes subir a un taxi tranquila, ya ni en mi casa estoy tranquila, porque nunca falta la posibilidad de que un desgraciado, hijo de las mil putas, malparido, animal, bestia, descerebrado, cacaseno, basuuuuuuuuuuuuuura te malogre la vida por unos cuantos soles.
Da harta impotencia no? Pero si son parásitos, no entiendo a las "autoridades"; cuando tienes parásitos en el intestino qué haces? LOS DESAPARECES PUES!!! No los guardas en una placa de petri para alimentarlos con cakita el resto de sus vidas, no?
El tema es:
1. Nadie le da importancia a uno o dos choros, total, solo asaltan a una o dos personas por día, con tantos habitantes en Lima, no vale la pena. Ayayay...
2. Ya mucho derechos humanos y mierdas similares. El asunto es bien simple mira ve, violas los derechos de otras personas... pierdes los tuyos!!! Tampoco es física cuántica.
Cuándo será el día que alguien diga: hay que hacer algo al respecto? Mientras tanto te sugiero que agarres bien tu cartera y te vayas corriendito a meterte a clases de judo o algo porque la situación se está poniendo cada día más negra, hija.



viernes, 2 de enero de 2015

tránsito.

Aprovechando el feriado me fui a la casa de playa de un amigo. Sólo de ida he visto como 8 accidentes en la Panamericana Sur. El primero fue en vivo. Obviamente toda la carretera congestionada porque siempre a todo el Perú se le ocurre dirigirse al mismo sitio a la misma hora y con tanto choque, imagínate no más el infierno que era la carretera.
Y así con tanto congestionamiento que hacía que la velocidad promedio fuera de 10 km/ h, un carro bajó la velocidad progresivamente y el de atrás simplemente se le empotró en la retaguardia. A ese mismo se le empotró otro en la retaguardia también y como fin del 1er acto, como para un coffee break y retomamos, un motociclista casi se introduce a la maletera del último carro.
Unos 10 km más adelante, otro en proceso de rescate, nada aparatoso, de hecho nadie se había muerto ahí. La velocidad de los carros comenzaba a disminuir a medida que avanzábamos; dos choques más con bomberos ostentando sus camiones de rescate y su sacrificio voluntario y desinteresado, me hicieron entender que 1: nunca hubo justificación para tanto accidente, con un tráfico tan pesado bien yuca que un carro se estrelle a más de 20 km/h, y 2: la curiosidad mató al gato.
Y por gato quiero decir: todos esos idiotas que sobreparan por si acaso logran ver al muertito, a ver si toman su foto para mandarla a RPP o El Comercio, por ahí que se hace viral y me hago famoso, a ver si salen en el fondo cuando hay cámaras de televisión estorbando el escenario. La curiosidad mató al gato porque de tanto sacar el hocico por la ventana, no ven al de adelante y crash!, topetón en cadena.
Para el cuarto accidente la velocidad de todo el mundo había bajado a 3 km/h porque era un 2 x 1, completamente aislados pero a menos de 200 metros uno de otro. El primero tuvo su muertito de todas maneras, hubieras visto el parabrisas con sus manchitas de sangre y todo. Muertito idiota, de los que ponen a la raza humana en peligro de extinción por hacer tantas estupideces porque murió atropellado debajo de un puente peatonal. Y así hasta llegar a 7 u 8 accidentes,  tan seguidos estaban que la carretera parecía una disco con tanta lucecita de ambulancia y grúa.
Es la primera vez que voy con miedo en la carretera, obviamente, qué quieres que haga si aparentemente los más animales salieron de sus casas justo ese día y se hacinaron en la Panamericana.
De regreso idem, ya menos eso si, pero varios a punto de ocurrir como el de la mamá parada en la verma central pretendiendo cruzar con su chibola de 6 entre velocidades de 100 - 150 km/h o el del motociclista que iba a por lo menos 150 km/h y pasó entre nosotros y un camión con escasos centímetros que lo separaban de los dos vehículos.
De ahí me enteré de esto:


que fue más o menos cuando volví a perder mi fe en la humanidad. Resulta que el bus se metió al carril contrario para adelantar sin tener consciencia de que podría haber otros manejando tranquilamente en el carril que les corresponde. Imprudencias como esta me han tenido al borde del infarto ida y vuelta, porque tu te cuidas bien bonito al manejar sin haber chupado, manteniendo la velocidad límite que indican las señales de tránsito, respetando todas las reglas para que al final un cagón de estos, ya sea chofer de bus, motociclista que vive con la adrenalina a flor de piel, gato curioso o madre de familia que le enseña a su hijo desde chiquitito que para ahorrar tiempo y consumo de calorías mejor es cruzar debajo del puente, destruya vidas inocentes como los que están adentro de esa foto. 
Se consciente, causa. Si te quieres matar aviéntate de un edificio bien alto, ese no es mi problema, pero si es mi problema cuando por tu culpa podría quedar atrapada entre los fierros retorcidos del carro luchando por mi vida o muerta como tantos otros dentro de las últimas 48 horas.