martes, 13 de enero de 2015

parásitos.



Andaba feliz por la vida luego de un día maravilloso lleno de aventuras... cuando viene JJ a contarme una historia que me ha hecho renegar feo feo feo.
En camino a su casa, en la avenida Mariscal Castilla, se encontró con un taxi negro estacionado, para variar, en la mitad de la pista, como la gran mayoría de su especie que se zurran en las necesidades de los demás o son brutos o las dos cosas y se toman todo el tiempo que a ti no te sobra en levantarse una carrerita señito. En eso dos energúmenos cruzan la pista corriendo y se suben al carro. Adelante de ese taxi había otro, uno rojo, cerrándole el paso y a su izquierda se detuvo otro carro, cerrándole más el paso todavía. No pasó mucho tiempo cuando el carro de la izquierda se mariconeó, habrá pensado este no es mi problema, tanta maldad en el mundo, qué de bueno puedo hacer yo y avanzó. El taxi negro partió a la carrera quemando llanta y todo, dejando a las chicas que iban en el taxi rojo gritando "maricóoooon no ves que están asaltando a esa chica?".
JJ no llegó a ver el asalto, nada más al par de sátrapas correr al carro para huir de su fechoría y finalmente, lograr huir de su fechoría; impotencia por montones de no poder hacer nada. La culpa sería del carro de la izquierda que se movió? No creo, quedarse ahí tampoco hacía mucho por mucho rato, quién sabe si uno de los malnacidos esos tenían una tola o qué se yo y se lo bajaban por dárselas de héroe.
Así pasa en todos lados, ya no puedes salir a la calle tranquila, no te puedes subir a un taxi tranquila, ya ni en mi casa estoy tranquila, porque nunca falta la posibilidad de que un desgraciado, hijo de las mil putas, malparido, animal, bestia, descerebrado, cacaseno, basuuuuuuuuuuuuuura te malogre la vida por unos cuantos soles.
Da harta impotencia no? Pero si son parásitos, no entiendo a las "autoridades"; cuando tienes parásitos en el intestino qué haces? LOS DESAPARECES PUES!!! No los guardas en una placa de petri para alimentarlos con cakita el resto de sus vidas, no?
El tema es:
1. Nadie le da importancia a uno o dos choros, total, solo asaltan a una o dos personas por día, con tantos habitantes en Lima, no vale la pena. Ayayay...
2. Ya mucho derechos humanos y mierdas similares. El asunto es bien simple mira ve, violas los derechos de otras personas... pierdes los tuyos!!! Tampoco es física cuántica.
Cuándo será el día que alguien diga: hay que hacer algo al respecto? Mientras tanto te sugiero que agarres bien tu cartera y te vayas corriendito a meterte a clases de judo o algo porque la situación se está poniendo cada día más negra, hija.



No hay comentarios: